Escucha a tu hijo

DPP_0260

Tras dos jornadas intensas en el Balneario de Solares, los 85 hoteleros allí reunidos los pasados días 30 de noviembre y 1 de diciembre en su balance anual de la crisis y las posibilidades que se ofrecen en materia de innovación y cooperación interhotelera han concluido lo siguiente:

"Hay que escuchar más a los jóvenes, pues éstos serán los clientes que en un futuro inmediato exigirán hoteles de otro tipo, empresas con otra clase de valores, arquitectura de los sentidos y espacios emocionales". A lo que bien podría añadirse por parte de algunos de los allí presentes a otros de los allí también presentes:

"Nunca pierdas tu acento juvenil".

Es pronto aún para establecer conclusiones generales sobre todo lo acontecido y debatido en Solares. Ya lo iremos exponiendo poquito a poco, junto con las ponencias de quienes algo dijeron en el marco de estas jornadas, al igual que hicimos con las de Jávea. Pero el corolario preferente de los debates ha sido éste: todo hotel puede ser un destino turístico en sí mismo a condición de que provoque una emoción en sus huéspedes. Y lo más esclarecedor: tales huéspedes cambian de hábito con cada generación de viajeros. Si no se quiere padecer una desubicación en el producto hotelero habrá que estar atentos a la evolución de los mercados y a la demanda de viajeros, por lo que los jóvenes han de ser necesariamente consultados.

A estas jornadas de Solares han asistido de una manera significativa varios jóvenes hoteleros cuyos negocios figuran hoy a la cabeza de la innovación en España. Sin complejos se han presentado en los foros y mesas de trabajo aportando ideas frescas a los demás, un nuevo talante más abierto y cooperativo, mucha audacia en sus propuestas arquitectónicas, un punto de locura y diez de inteligencia. En suma, lo que hay que tener para anticiparse a lo que viene.

Porque la gran pregunta que todo el mundo debería hacerse no es cuán actualizados se encuentran hoy los hoteles en España, sino cuántos años de anticipación ofrecen sus instalaciones, sus servicios, sus liturgias, sus canales de distribución, su reputación online… ¿Están preparados nuestros hoteles para afrontar los próximos 15 años sin caer en la obsolescencia?

En el taller 2.0 que cerraba las jornadas se puso en evidencia alguna de estas reflexiones. Al analizar las webs de los hoteles asistentes al taller (Solares reunió a un total de 85 hoteleros) se comprobó que más de la mitad sufría deficiencias o no se veían en los exploradores Firefox y Google Chrome, lo que significaba que eran invisibles al 30 por ciento de la clientela potencial de estos hoteles. Peor aún, casi la totalidad de los asistentes pudieron comprobar cómo sus webs eran opacas o difícilmente visibles para los rastreadores que indexan Google, lo que viene a representar un obstáculo mayor para su buen posicionamiento en los buscadores.

De nada sirven todos los cursos SEO, SEM y demás siglas mientras no se generen unas páginas visibles y no se sostenga una estrategia coherente de marketing emocional. Es como concurrir en las 24 Horas de Lemans con una rueda pinchada, vaya.

De ahí que las jornadas de Solares en su conjunto de ponencias, talleres, debates y grupos de trabajo hayan resultado un éxito de participación y cooperación. Primero se desenmascara el problema, o su raíz. Luego se oxigenan las heridas con mucho compañerismo y vocación cirujana. Finalmente se propone su curación a la luz pública, sin envidias ni navajazos cicateros. Todo en comandita, como buenos amigos. Y así la red sigue creciendo y prosperando… Para concluir con un brindis de tierna amistad regado con una copa de Cirsion, gracias a Agustín Santolaya y sus Bodegas Roda.

El autobús de las emociones emprende de nuevo su marcha.

Fernando Gallardo (@fgallardo)

About these ads

  1. Fue una pena tener que abandonar el “autobús” antes siquiera de empezar el taller 2.0. Ando en proceso desde hace varios meses (mea culpa), de actualizar mi página web para hacerla más dinámica, y me habría encantado participar. ¡¡Otra vez será!!

  2. Posiblemente, la última parte de las jornadas fue la que mayores aportaciones directas tuvo para los hoteleros allí presentes, por la practicidad que representaba el poder estudiar “in situ” sus webs.

    Propongo que, quienes sí asistieron, puedan resumir en varios puntos los principales consejos aprendidos para que quienes no asistieron puedan tamibén ser participes de las enseñanzas. Entiendo que a Carmen, que está a punto de lanzar su nueva página, le irían de fábula las recomendaciones, por si tiene que enmendar alguna cosa en su web que está a punto de salir del horno.

  3. Despues de dos días de intensos dialogos y ser principiante en el tema hotelero , me fue muy satisfecho de las jornadas hoteleras de solares, con muchas ideas para ponerlas en marcha en mi pequeño hotel. Fue una pena que no puediera estar en el taller 2.0, ya que estoy acabando de perfilar mi nueva web del hotel.
    En resumen que la voluntad hotelera que hay para cooperar conjunta es crear opurtunidades para todos , al final es llegar todos a buen puerto sanos y salvos
    Un Navegante.

  4. Hablando de jóvenes….

    Una de las características de los homínidos, ya hemos hablado de eso, es la tendencia a decidir más con la emoción que con la razón. Y en tiempos de crisis esto se hace aun más evidente. ¿Por qué? Pues porque ya no se dispone de todo el tiempo necesario para sopesar los factores a favor o en contra de una decisión. Hay que decidir deprisa, el escenario es distinto y nadie tiene métrica para esos parámetros ni tiempo para el análisis certero. Y es en esas condiciones que el instinto (el corazón) es el rey de nuestros actos. La verdad es que la razón solo trabaja cuando hay tiempo para la ponderación, y este no es el caso.

    Las crisis no son más que incertidumbres. Nadie sabe cuando empiezan ni cuando acaban. Las crisis son cambios naturales, están presentes en nuestra vida biológica, nacer es una crisis, la adolescencia es una crisis, la madurez, envejecer, morirse…. somos crisis porque somos cambios.

    La pérdida de poder del ego individual es una de las condiciones bien sabidas para generar ansiedad, y la ansiedad provoca más estrés. Y el estrés adicional confirma la pérdida de control del proyecto en el que se está inmerso. Las decisiones adoptadas en ese contorno serán menos atinadas, no más atinadas. Y siempre ha sido así.

    Siempre ha sido así, que en épocas de crisis la manada humana escoge nuevos líderes, líderes jóvenes con ímpetu y capacidad de atravesar los obstáculos de la naturaleza humana, de sus escenarios incógnitos, de llevarnos hacia la luz de las nuevas circunstancias. Con las crisis destaca el talento, la innovación, lo nuevo. Los jóvenes. En épocas de sosiego se retorna a la calma, al tiempo del raciocinio y al conservadurismo. Al stablishment, a lo de siempre, a lo aburrido.

    En estos días de Solares hemos visto talento. Hemos visto jóvenes con talento. Y eso es realmente fascinante, eso es supervivencia , eso es adaptación al medio y, en definitiva, eso es evolución.

    A mi casi que me encantan las crisis.

  5. El viaje de los sentidos, toma ritmo de crucero. Iniciamos este viaje en las jornadas de La Ruina Habitada, FG nos hablaba de Arquitectura de los sentidos, Hotel de los sentidos, liturgias del hotel, conceptos casi desconocidos en el argot hotelero: Fruto de esas jornadas salió el encuentro en el Hotel El Rodat de Jávea, primer encuentro convocado exclusivamente a través de Facebook. Jávea representó el encuentro personal, poner contacto físico a las amistades “feisbukianas” y lo más importante, se creó un espíritu, la amistad entre hoteleros y las ganas de innovar y compartir ideas y sinergias, para mejorar todos y la idea de que cada uno es diferente y se puede cooperar en lugar de competir, la competencia se deja para ver quien aporta más iniciativas al grupo, lo llamamos “Espíritu de Jávea”.
    Estos días se ha celebrado el encuentro en el Balneario de Solares (Cantabria), Solares ha representado la graduación, el Espíritu de Jávea, se ha dotado de un centro de mando (La Ruina Habitada AIE) compuesto por terminales sensibles y activos que emanan y transmiten sensaciones, desde Galicia, Asturias, Cantabria, Andalucía, Castilla y León, Castilla la Mancha, Cataluña, La Rioja, Aragón, C. Valenciana, Madrid, Extremadura Islas Baleares, Islas Canarias. Un laboratorio de iniciativas, innovación y experiencias que también se ha dotado de medios de movimiento, un autobús que al igual que el de Miguel Ríos, viajará a ritmo de blues por los hoteles buscando y vivencias, emociones y sensaciones en camaradería, con críticas constructivas e iniciativas que nos ayuden a crecer y a ser mejores, todo destinado a nuestros Huéspedes para que se emocionen con nosotros, para que vivan experiencias. El autobús de los sentidos, está en marcha y es imparable, con un excepcional Maestro y un equipo poderoso. Avance a toda maquina

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 11.908 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: