Innovación versus tecnología

amputacion

¿Innovación o tecnología? A veces no tenemos claro qué significa la innovación en nuestras vidas y cómo podemos innovar si no somos científicos o ingenieros de la cosa. La sola palabra a algunos les parece un lujo intelectual, si no un capricho de mentes ingeniosas capaces de ponerle un palo a una escoba. Algo fuera de nuestro alcance, si no del entendimiento universitario. Innovar en un alojamiento turístico sería tal que una cama iPad, una recepción robótica, un túnel del tiempo que nos ayude a la gestión de las reservas, la rewifi…

Pero innovar no tiene que ver siempre con la Guerra de las Galaxias, ni con la magia de Harry Potter. A veces es más sencillo que inventar algo. Es un darse la vuelta y mirar hacia otro lado, desde otra óptica, sobre otro suelo, ejercicio que ya propusimos para la Arquitectura de los Sentidos. Es pensar distinto, ser diferente. Cambiar la manera de hacer las cosas, en puridad.

Innovar es mirar la ilustración de arriba, correspondiente a un hospital en el Londres dieciochesco, y preguntarse: ¿no habrá otro modo de amputar una pierna que no sea utilizando un serrucho de bricolaje doméstico? ¿No existirá otro sedante para el enfermo despavorido que atarlo a la pata de un sillón? ¿Acaso no llegaríamos a salvar esa tibia supuestamente gangrenada sin partirla en dos?

¿Por qué no indagar en lo que hay más allá de lo aparente?

Estas respuestas nos esperan en los microdebates que celebraremos el próximo 26 de noviembre en Intur Valladolid.

Fernando Gallardo |

Comparte este artículo: Twitter Facebook Buzz LinkedIn
About these ads

  1. Efectivamente, creo que no hay que confundir la innovación con la tecnología, que solo es un material más de la paleta, que como el resto hay que utilizar en su justa medida. Igual de aberrante resulta un castillo medieval construido hace dos días que un edificio basado únicamente en la tecnología, o un espacio donde el diseño es el único protagonista. Se puede conseguir crear nuevas sensaciones con muchos tipos de acciones, sencillas o más complejas, lo importante es tener criterio para saber cómo hacerlo para que funcione, no estropee lo existente, añada valor y sea lo más económico posible…
    Fernando, reconozco que echaba de menos un artículo como este e invito a
    los foreros a que empiecen a pensar en cosas como éstas antes (o a la vez) de comprar un i-pad para cada habitación: eliminar esos cortinajes de salones y comedores que impiden entrar la luz, abrir ese ventanal desde el que salir al jardín, sustituir esas ventanas “cuadriculadas” como las de la edad media por vidrios limpios, que hagan del paisaje decoración, despejar las estancias de decoración superflua y reiterativa, darle una vuelta a la iluminación, o, algo menos poético como pedir presupuesto para meter tras la pared los cables de la TV plana colgada que ahora suben por una canaleta de PVC.

  2. Claro que innovación y tecnología son diferentes… Se puede innovar utilizando lápiz y papel… Innovar en fórmulas de gestión, por ejemplo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 11.540 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: