Rediseñando la experiencia hotelera

Posada de los Cántaros

Miremos esta fotografía. Revisémosla en todos sus detalles. Las tonalidades rojizas en la colcha de la cama, en las lámparas de mesa, en los cojines de los cabezales, en el tinte de las paredes. Incluso parece que las flores acompañan en el rubor de la estancia. Advirtamos la composición estética del lugar, la riqueza del mobiliario, la sutileza de las gasas que forman el dosel. El techo está trenzado de vigas de madera, aparentemente bien cuidadas, perfiladas transversalmente a la chimenea. Al fondo, un cortinaje doble Sigue leyendo

Metrópoli de los mares

Oasis of the Seas

Ni con tragedias náuticas como la del Costa Concordia el turismo de cruceros deja de crecer año tras año. Su alta demanda propicia la construcción de buques cada vez más grandes y costosos en un número tan relevante en los últimos años como 400 cruceros de lujo que cubren ya los siete mares. Sí, la Antártida igualmente se está llenando de grandes barcos acorazados contra el invierno.

Desde la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA en sus siglas inglesas) se estima en 23 millones de pasajeros lo que va a mover esta industria durante 2015, lo que representa un incremento del 4 por ciento sobre el ejercicio anterior. La contribución económica global fue de unos 120.000 millones de dólares (109.000 millones de euros) y un millón de empleos relacionados. Sigue leyendo

El estado mental del turismo

Silicon Valley

El turismo está cambiando en todo el mundo, pero las herramientas del cambio provienen de un solo lugar. Las aplicaciones móviles, las reservas online, el nuevo hábito consumidor de la última hora, las técnicas Big Data de conocimiento del cliente; en fin, ese fascinante orbe digital que transforma destinos y personas tiene una meca mundial que todos envidian: Silicon Valley. Hoy se puede decir sin exageración que el Sigue leyendo

American Express, la proscrita aliada del cliente

amexUno de los impactos más fuertes y que más quejas suscitan cuando uno aterriza en España desde los Estados Unidos es comprobar que la mayoría de los comercios, gran parte de los restaurantes y un número aún considerable de hoteles no aceptan la tarjeta de crédito American Express. Quien esto escribe se ha quedado en más de una ocasión sin poder pagar el hotel, aunque sus responsables siempre han aceptado —no les quedaba otro remedio— una transferencia bancaria emitida días más tarde.

Entiendo que tanto el comprador como el vendedor deben tener la libertad de pagar o cobrar con el instrumento de cambio que mejor le parezca. Un contrato se celebra cuando las dos partes coinciden en los términos. En caso contrario, no ha lugar al contrato. Si yo quiero pagar una noche de hotel con cinco pollos o quince kilos de patatas, estoy en mi derecho. Otra cosa es que el hotelero me acepte el trueque. Si yo quiero pagar esa noche con una pulsera de plata, está en manos de quien recibe el estipendio aceptarlo o no. Incluso si mi deseo es abonar la factura en metálico y el Sigue leyendo

Volar no es cosa de locos

volar no solo para pájaros¿Puede un robot sufrir depresión? Después del trágico suceso del Airbus 320 de Germanwings estrellado en los Alpes por el copiloto Andreas Lubitz, uno de los interrogantes que todo el mundo se plantea es cuánto debe tener un avión de cerebro artificial o de gestión humana. En España, el Colegio Oficial de Pilotos ha dado una respuesta pública tan inmediata como desafortunada. La primera, firmada por su vicedecano Gustavo Barbas, se lamenta de «que los pilotos no puedan detectar los fallos de sistemas y computadores, y por tanto intervenir y corregirlos», sin plantearse siquiera la situación contraria, esto es, cuándo deberían tomar el mando los sistemas y Sigue leyendo

¿Economía colaborativa o negocio?

sharing-economy

Economía colaborativa, economía P2P (peer to peer), economía entre iguales, consumo colaborativo, o como quiera que se llame esta surgente modalidad de intercambios de bienes y servicios, aparecen con frecuencia envueltos en la polémica que alimenta su propio término. ¿Airbnb es economía de la cooperación o un negocio turístico como cualquier otro? ¿Es economía colaborativa Blablacar y no Uber? ¿Qué diferencia a Spotify o Pandora de iTunes? ¿Es buenista la economía colaborativa? ¿Cuánto de hippismo o de libertad económica representa este nuevo modelo de relaciones sociales?

No es posible una aproximación al concepto sin convenir que, bajo una u otra etiqueta, la economía colaborativa es, ante todo, economía. Su etimología proviene del griego: oikos (casa) y nomos (regla). Esto es, las reglas domésticas de nuestra existencia. O lo Sigue leyendo