Un nasciturus para la causa hotelera

pregnant Estaba anunciado. Desde que el pasado 14 de abril nos citamos en el primer webinario hotelero a través de Facebook, el proyecto de constituir una Agrupación de Interés Económico ha ido madurando conforme a las expectativas creadas por aquella liturgia de comunión tecnológica. Un equipo jurídico está trabajando ahora mismo sobre el marco estatutario, mientras otros amigos nos entregamos a una reflexión conceptual. Preside esta sala de los pensamientos un espíritu: el “espíritu de Jávea”.

El paso siguiente va a ser de testeo. Quiero pulsar el interés de los foristas, y otros que pudieran sumarse al tiempo, por un clúster de empresas resueltas a cooperar, comunicarse y debatir sobre la forma de ser más competitivos y salvarse de la crisis turística actual.

De partida, como ya esbocé en el webinario, el programa de esta A.I.E. contempla tres objetivos inmediatos que arrostrar:

  1. Generar una bolsa de clientes compartida entre los hoteles agrupados en la AIE. La base de datos creada a propósito se gestionaría como un enorme CRM (gestión de la relación clientelar) capaz de aprovechar y dar rentabilidad a las sinergias producidas por cada hotel. Servirá de modelo la plataforma creada por la empresa GdTIC para la Asociación de Estaciones Náuticas de España.
  2. Emprender una estrategia de márketing 2.0 que incluya el aprendizaje operativo de las redes sociales y su aplicación en la hotelería mediante el posicionamiento SEO, consultoría SEM, comercialización online y todo cuanto suene a novedad en Internet. Una iniciativa maestra será la creación de un barómetro mensual de la ocupación hotelera y de los precios medios a fin de confeccionar un mapa de coyuntura hotelera por zonas, tipologías hoteleras y hábitos de consumo.
  3. Investigación y experimentación sobre los espacios hoteleros desde la Arquitectura de los Sentidos, de modo que los hoteles asociados puedan beneficiarse de las nuevas tendencias en el turismo emocional y sepan definir las instalaciones que ya empieza a exigir el viajero del siglo XXI.

Ya advertí que la prioridad política de todos los gobiernos europeos en la superación de la actual crisis económica es la innovación. Términos como I+D+i, clúster, Agrupación de Empresas Innovadoras y otros siembran hoy nuestro lenguaje a tal punto que no pasa un día sin leer en los periódicos tal o cual declaración en favor de la tecnología o el anuncio de creación de un clúster enraizado en la autonomía de turno. Cada gobierno regional quiere tener la suya, y a tal efecto se habilitan toda suerte de incentivos para estimular su creación… regional. Ya hay tantas AIE como comunidades autónomas.

Cooperación desde La Ruina Habitada

Pues no. La que yo propongo no tiene geografía, ni adhesión política, ni bandera ideológica. Pero sí tiene color, el arcoiris del debate que llevamos manteniendo en este Foro de la Ruina Habitada. Y sentido, el de los cinco sentidos básicos que analizamos durante las Jornadas Hoteleras de la Ruina Habitada. Y también un espíritu, el de Jávea. Por lo que estoy obligado a respetar el ambiente generado a través de las experiencias susodichas y proponer una agrupación peculiar, lejos de cuantas AIE se han formado hasta ahora en el panorama español.

He aquí un adelanto de los estatutos que, de prosperar esta iniciativa, presentaríamos ante notario para legalizar el clúster. No quiere esto significar que está todo pensado y todo discutido, pero sí representa nuestro punto de vista y mi compromiso efectivo por que la AIE del Espíritu de Jávea eche a andar.

Denominación. Espíritu de Jávea – Agrupación de Interés Económico. No vamos a discutir por esto si alguien no está de acuerdo, pero se agradecerían sugerencias razonadas. Al fin y al cabo, este espíritu es el que nos ha traído hasta aquí.

Objeto. Tres son los contemplados:

a) Investigación, innovación, tecnología, consultoría, formación, promoción, comercialización, gestión de bases de datos y cualquier actividad relacionada con el desarrollo y la competitividad del sector turístico.

b) Sin ánimo de lucro y con el fin de mejorar los resultados de las empresas asociadas.

c) Debate y reflexión entre los asociados para la innovación empresarial a través del Foro de la Ruina Habitada, que será costeado por la AIE.

Domicilio social. La AIE tendría su sede representativa en La Ruina Habitada, Porquera de los Infantes, Palencia, España. Asimismo, dispondría de una oficina administrativa y técnica en un lugar a determinar, seguramente la oficina operativa del gerente designado.

Duración. Indefinida.

Socios. Cualquier persona física o jurídica suscrita previamente a este Foro, que será el órgano de expresión y debates de la AIE. Mientras la aceptación de nuevos socios será por decisión colegiada de los administradores, su exclusión deberá ser sometida a la Asamblea, que lo decidirá por mayoría simple de sus miembros. Naturalmente, en los casos que no estén tipificados en la ley de Agrupaciones.

Derechos de los socios. Cuatro ejes:

a) Formar parte de la Asamblea de miembros.

b) Solicitar la convocatoria de la Asamblea.

c) Recibir información sobre los asuntos y documentos de la AIE.

d) Participar de los resultados económicos, si los hubiere, de acuerdo con la proporción establecida en el contrato constitutivo.

Obligaciones de los socios. Únicamente están obligados el pago de las cuotas anuales.

Asamblea de socios. Cada socio tendrá un voto.

Régimen de acuerdos. Se convocará a la Asamblea una vez al año, ya sea en acto presencial o en teleconferencia.

Se requerirá unanimidad de la Asamblea para modificar la escritura de constitución en los siguientes puntos:

a) Objeto de la AIE.

b) Duración de la AIE.

Se requerirá mayoría de la Asamblea para modificar la escritura de constitución en los siguientes puntos:

a) Cuotas anuales.

b) Exclusión involuntaria de socios.

No será necesaria la convocatoria si se reunieren todos los socios, por sí o representados, y decidieren unánimemente reunirse en Asamblea.

Administración de la Agrupación. La AIE será administrada por un Comité de Gestión de tres personas designadas al efecto en la escritura de constitución. El cargo de administrador no será retribuido, ni se exigirá la condición de socio para ejercerlo. Los acuerdos y las acciones de la AIE exigirán el apoderamiento mancomunado de dos administradores. La vigencia de sus cargos será indefinida.

Serán de aplicación a los administradores de la Agrupación las prohibiciones establecidas por la Ley para los administradores de la Sociedad Anónima.

Los administradores nombrarán a una gerencia profesional por plazo indefinido. Acordarán con ella sus emolumentos, la someterán a escrutinio periódico, podrán cesarla en su actividad y nombrar a continuación un sustituto.

Entre otras tareas, la gerencia profesional contratará los proyectos de índole tecnológica pertinentes por iniciativa propia o por la de aquellas empresas que los gestionaran, como es el caso de GdTIC y su proyecto de inteligencia artificial aplicada al CRM hotelero.

O
bligaciones y facultades de los administradores.

Serán obligaciones del Comité de Gestión:

a) Convocar las asambleas, por sí, por mandato legal o por petición de cualquier socio.

b) Rendir cuentas anualmente de la actividad de la sociedad, sí como proponer el reparto de resultados.

c) Cumplir con las obligaciones establecidas por el ordenamiento jurídico.

d) Ejecutar los acuerdos sociales que la asamblea les exija.

e) Representar a la AIE.

Serán facultades de la gerencia:

a) Comprar y vender, recibir en arrendamiento, disponer incluso en forma de garantía, externalizar los proyectos de innovación y otros.

b) Solicitar préstamos y créditos, contratar pólizas para descuentos, solicitar avales, presentarlos y retirarlos.

Financiación. Los asociados deberán aportar a la AIE la cantidad de 1.000 euros como capital social, que se formará una vez reunidos el total de los asociados. Con posterioridad a la fecha de constitución de la AIE, quienes sean admitidos en su seno deberán aportar en concepto de participación social la cantidad de 3.000 euros.

A partir del segundo ejercicio, los asociados deberán aportar una cuota anual de 1.000 euros para sufragar los gastos de gerencia y funcionamiento de la AIE, entre ellos el mantenimiento operativo del Foro de la Ruina Habitada, su órgano de expresión y debates.

Los proyectos de innovación y las herramientas tecnológicas de las cuales se beneficiarán las asociados hoteleros y no hoteleros serán, unos, aportados gratuitamente por las empresas tecnológicas que concierten acuerdos con la AIE y, otros, financiados por las reservas de la AIE si así lo decidieran sus órganos rectores.

Ejercicio anual. Coincidirá con el año natural, de enero a diciembre.

Distribución de resultados. Se distribuirán conforme a los siguientes criterios:

a) Las pérdidas se distribuirán en forma proporcional a las aportaciones realizadas.

b) Los beneficios se distribuirán en forma proporcional a las aportaciones realizadas. Estos beneficios a repartir deben ser aprobados por la Asamblea, debiéndose destinar el resto no distribuido a reservas o cuentas similares.

Normativa. La AIE El Espíritu de Jávea se regirá por las cláusulas del presente contrato, y en lo que no se haya previsto, se remitirá a la Ley 12/1991 de 29 de abril y subsidiariamente al Reglamento 2.137/85 de 25 de julio, del Consejo CEE.

Un nuevo escenario de cooperación

Bien, pues ya disponemos del documento base. A partir de este instante se abre un periodo de reflexión, debate y encuesta que nos informará acerca de las posibilidades reales de que este proyecto asociativo salga adelante. Quien esté interesado en sumarse a la AIE propuesta deberá rellenar este cuestionario de tanteo, donde se efectúan tres preguntas:

  1. ¿Deseas participar con todas las de la ley en esta AIE?
  2. En caso de desacuerdo con la denominación propuesta, ¿qué nombre te gustaría para la AIE?
  3. En caso de desacuerdo con algunos aspectos del régimen estatutario propuesto, ¿qué te gustaría modificar o añadir?

El plazo para responder a estas preguntas se cierra el próximo 15 de mayo, San Isidro. Si hay quorum suficiente de hoteles me comprometo personalmente a dar el siguiente paso con la constitución legal del clúster. Y no solo hoteles, también empresas turísticas, tecnológicas, del diseño y la arquitectura… Pero tendré especialmente en cuenta a los hoteles; no en vano, para ellos se han celebrado estas jornadas de debates e innovación. Si no hay quorum, quedaremos tan amigos.

El quid de la cuestión se revelará el próximo 18 de mayo, a las 5 p.m. hora española, por medio de un webinario Facebook que impartiré desde la ciudad de Lima, Perú. Porque la ubicuidad es una razón esencial en el turismo global de hoy. Sugiero que nadie se lo pierda. Quien no tenga todavía acceso a Facebook se lo vaya abriendo para no quedarse el último. Y que esta vez todo el mundo asista provisto de una webcam y de un micrófono, para no perder comba en las intervenciones. Al ser una proclamación de resultados, yo hablaré poco y escucharé mucho a quienes, con la mano en alto, soliciten intervenir para mostrar su adhesión, formular preguntas o debatir sobre los aspectos más regocijantes o inquietantes de esta AIE que pretendemos crear.

Os espero a todos, foristas del alma, en este test:

¿Quieres participar en la AIE del Espíritu de Jávea?

Fernando Gallardo

5 comentarios en “Un nasciturus para la causa hotelera

  1. ¡¡¡Pues allá vamos!!!
    Lo más inquieto, innovador y responsable del Turismo Español.
    Alejémonos de la masa los despachos oficiales y las etiquetas; adentrémonos valientemente, de una vez, en el nuevo Siglo y abramos las puertas del campo, respiremos ese “viento impetuoso” que es el Espíritu de Jávea.
    Alguien, algún día, recordará que la Nueva Hospitalidad, qué y cómo se ofrece a los Clientes, partió de este grupo de entusiastas del bien hacer su trabajo.

  2. Me gustan muchas cosas, de veras. Tan sólo la idea ya es digna de elogio. No obstante, toda idea se puede mejorar, como todo en la vida.Y a pesar de que había un formulario ad hoc, no me resisto a hacer unas reflexiones en voz alta.
    A saber:
    – Cargos permanentes: no casa demasiado con el espíritu democrático del espíritu, y la redundancia es adrede.
    – No veo ninguna referencia a Promoción Internacional, auténtico talón de Aquiles de muchos asociados.
    – Supongo que se llegará a ello, no lo dudo. Pero debería explicitarse que la tan gustosa y querida independencia de los poderes políticos no es óbice para firmar acuerdos de colaboración con Institutos Turísticos gubernamentales, bien sean estatales, bien sean autonómicos. El color me da igual. La cuestión es que el cluster tenga algo que llevarse a la boca los primeros tiempos como mínimo. Después, ya veremos.
    – Es una opinión muy personal, pero las reuniones deberían ser dos al año, una al empezar – o justo antes – la temporada y otra justo al acabar. Más que nada para pulsar la realidad del sector…
    – Eso será una opinión muy compartida, o eso espero: debería ponerse por escrito que el gerente en ningún caso debe ser hotelero o estar emparentado con alguno. Si no, se caería en el mismo error que muchos otros…más vale no citar nombres.
    – Creo – tan sólo creo – que las Asambleas de accionistas deben ser presenciales por ley. Y seremos accionistas, cuidado. La ley no está preparada para las nuevas tecnologías.
    – Si el grupo es un grupo de reflexión, no importa cambiarle el cascabel al gato. Ahora bien, si de lo que se trata es de asomarse al mundo…quizás el nombre de “Espíritu de Jávea” no sea lo más comercial. Nosotros somos los Sentidos de España, no lo olvidemos. Y eso vende mucho más, si me lo permitís. Charming Spain en inglés. No es exactamente lo mismo, pero sí es un muy buen equivalente. Pido que antes de dar un paso tan importante como es bautizar una sociedad se haga midiendo bien sus objetivos, no nuestras simpatías.
    En fin, perdón por publicar mis reflexiones aquí – ya las tiene el sr. Gallardo en su base de datos – pero esto es un Foro.
    Por todo lo otro, estoy básicamente de acuerdo. Quizás un añadido puntual: el lugar de reunión o asamblea debería ser rotatorio. Pero eso ya es una cosa absolutamente posterior al tratado…Pero no estaría de más ponerlo.
    El jardín ha quedado perfecto. Ahora sólo faltan los clientes….

  3. Mi felicitación al Sr. Gallardo por el extraordinario desarrollo del proyecto. Dicho lo cuál también Bernat tiene razón pero creo que ahora mismo estamos intentando conseguir los materiales para levantar los cimientos, no la casa y no va a ser nada fácil; hablamos de sinergias, de profundizar en el conocimiento del marketing 2.0 y de no perder de vista el futuro, con esto sólo para mí personalmente como profesional, no como propietario, es más que suficiente, se puede pedir más?. Volviendo al principio, una vez que tengamos el dinero suficiente para comprar los materiales, nos reunimos con la dirección de obra y planteamos todas las dudas que tengamos, mientras tanto, creo que tenemos que pensar que hay una palabra en el texto que me imagino que el Sr.Gallardo ha utilizado a propósito: “arrostrar” puede significar plantar cara, resistir, sin dar muestras de cobardía ante las calamidades ó el peligro, pero también significa atreverser a batallar rostro a rostro. Esto es lo que estamos intentando hacer a mi entender, plantar cara, plantar batalla a la situación.

  4. Terán no ha estado en Jávea, pero observo que ha captado con mucha inteligencia su espíritu. Arrostrar es justo eso, plantar cara con nombres y apellidos. En Facebook, me he quitado la máscara.

    Y ahora vamos al meollo de la cuestión punto a punto:

    Los cargos no son permanentes, sino de vigencia indefinida, que no es o mismo.

    Nos vamos a alejar de los despachos oficiales, sin desdeñar cualquier marco de colaboración institucional, público o privado, que satisfaga de alguna manera los proyectos delineados por este clúster. No me refiero al chalaneo con la autonomía de turno, sino a participar en planes serios como el de innovación Avanza.

    ¿Promoción internacional? El segundo de los objetivos del clúster lo deja bien claro: marketing 2.0. Internacional… Internet… No sé si se me entiende. Lo puedo expresar bamboleando los dedos índice y pulgar. ¿Ahora sí?

    La Asamblea ha de reunirse una vez al año por ley. Si los miembros se quieren reunir todos los días, están en su facultad de convocar a la Asamblea. Será lo que democráticamente se decida. Lo que sí vamos a intentar con los trucos que hagan falta es driblar los impedimentos legales que nos remitan al siglo pasado. Ya veremos cómo hacemos encajar las nuevas tecnologías, es decir, la videoconferencia, en el funcionamiento legal de la AIE. Si la Asamblea decide celebrar dos reuniones presenciales, encantado.

    En efecto, el borrador no incluía la exigencia de que la gerencia del clúster no debería tener connotaciones profesionales o familiares con la hotelería. Ahora sí, gracias a la aportación de Bernat Jofre, el notario que nos ayuda está examinando en este mismo instante (las 19h00) la forma de incluirlo en el articulado.

    Por último, lo que se propone es un clúster de reflexión, debate, cooperación e innovación, no una asociación gremial, no un club de calidad, no un instrumento de promoción y comercialización. Por tanto, no hay nada que vender en el exterior. La única imagen vendible del clúster es la de la cooperación, que debería servir de ejemplo para todo el emprendimiento económico en estos tiempos de crisis. Y si cooperamos entre todos, me parece excluyente ser la Charming Spain. Si somos tan charming, somos el Charming World. No veo qué ventajas nos aporta España (y ya no te digo Cataluña o el País Vasco) en la comunión+innovación hotelera. Las ideas (perdón, las buenas ideas) no tienen patria. Son por cuanto fluyen. Y si fluyen hacen copartícipes a todo lo que tocan de su propiedad intelectual. ¿O no somos 2.0?

    En menudos jardines nos podemos meter, si no.

  5. Javier Álvarez, dueño del Palacio de Cutre (Asturias) y presidente del naciente Clúster Asturiano, que participará también en éste, nos aporta algunos aspectos interesantes que recogemos y hago míos en su nombre.

    Señala que que el OBJETO (b) es contradictorio con los DERECHOS DE LOS SOCIOS apartado (d) y con DISTRIBUCIÓN DE RESULTADOS. Es totalmente cierto, y me decanto por eliminar el apartado (d) que subraya las condiciones de reparto. El clúster no debería tener afán de lucro, sino de beneficio intangible para cada una de las empresas asociadas.

    Respecto a la distribución del capital, que debería de ser igualitaria, el equipo jurídico está analizando las fórmulas, por lo que no he precisado en en texto base cómo se haría. Lo más lógico es que los socios enrantes no fundadores coticen igualmente a 1.000 euros por acción, con el pluis de una prima de emisión de 2.000 euros que complemente los 3.000 suscritos.

    Javier sugiere, además, que los administradores deben de ser socios, no así la gerencia. Lo suscribo enteramente, aunque sí me gustaría precisar que uno o dos de los administradores no deberían ser hoteleros. Más dos que uno. Evita compromisos e intereses creados posteriores. Y su presencia puede aportar aire fresco extrahotelero. Pienso en una compañía tecnológica, en un medio informativo, en unestudio de arquitectura, en un proveedor de servicios, etc.

    La posible convocatoria de asamblea debería que ser a petición de un mínimo de socios, no solamente de cualquier socio. Evidentemente lo expresé mal. La cifra barajada para convocar asambleas o el Parlamento suele ser del 30%. Pero lo dejo a votación de los asamblearios.

    Gracias, en cualquier caso, Javier por tu inscripción en esta AIE y por tus agudas observaciones. Está claro que muchas mentes piensan más que una.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s