Paradores en huelga

Un total de 4.476 empleados de Paradores de Turismo están convocados a huelga durante éste y otros puentes que se celebrarán lo largo de 2012, en toda la geografía española. Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras quieren mostrar así su oposición a las intenciones del actual equipo rector de aplicar al conjunto de los trabajadores el RD-Ley 20/2012 por el que se elimina la paga extra de navidad, se restringen los derechos sindicales, los premios de jubilación y otros permisos retribuidos, al igual que otros trabajadores públicos.

Estos sindicatos alegan que la plantilla de Paradores no es equiparable con el cuerpo de funcionarios públicos, y, por tanto, las medidas dirigidas hacia éstos no cuentan como las dirigidas hacia aquellos. Los sindicatos han intentado infructuosamente negociar con la dirección de la red estatal, pero se ha encontrado en reiteradas ocasiones con una posición tan irreductible como carente de ideas para el futuro. Y, si el futuro de la red es incierto para sus gestores, por qué no oscurecerlo también para quienes representan a los trabajadores. Después de mí, el diluvio…, dicen.

Desde hace ocho décadas, el devenir de esta empresa pública es objeto de debate por parte de hoteleros, sindicatos y cargos públicos de manera reiterada. Tanto como la renovación de sus dirigentes ligada al poder político. Hace 25 años, cuando Ignacio Fuejo presidía la entidad y el PSOE gobernaba el país, la empresa cambió su modelo de gestión por otro más separado de la acción política como sociedad anónima de capital público. Salvo alguna excepción, y muy relativa, como la de Eduardo Moreno, sus presidencias han resultado siempre un puesto goloso para devolver favores políticos o cobrarse algunos otros. Eso lo sabíamos todos y aquí no pasaba nada. A la clase política le reportaba muchas ventajas el lustre turístico de una marca única como Paradores. Y a los trabajadores también como una garantía de permanencia en sus puestos, ya que la cacareada privatización de la red se habría saldado con un ERE en toda regla de toda la plantilla. ¿A qué ahora tantos aspavientos?

Paradores de Turismo es un dulce de cadena con 93 establecimientos hoteleros en gestión y 14 en desarrollo y construcción. Muchos de ellos no pertenecen al Estado, sino que han sido heredados como concesiones gratuitas por parte de ayuntamientos o comunidades autónomas, la Iglesia y algún que otro particular también. Sus propietarios pueden reclamarlos en cualquier momento, lo que haría todavía más difícil su privatización. Ninguna cadena hotelera privada aceptaría un regalo envenenado de este tipo. Ello explica por qué hasta ahora ninguna cadena hotelera ha reclamado Paradores en su totalidad, solo mediante su fragmentación y quedándose con la pieza más fina.

En la actitud de la dirección actual de Paradores pesa obviamente la crisis por la que pasa el turismo en España. Paradójicamente, los mismos políticos que tiran cohetes sobre el incremento récord de turistas se lamentan de las cuantiosas pérdidas acumuladas por la red estatal. ¿Significa eso que han escogido mal a la actual dirección de Paradores, encabezada por la ex señora de Rodrigo Rato? Más bien ocurre que esos millones de turistas que atraviesan la frontera se traen menos dinero en el bolsillo, frecuentan más establecimientos extra hoteleros que puramente hoteleros y rebajan todavía más la duración de su estancia. En consecuencia, la empresa Paradores, cuya clientela se compone la mitad de extranjeros, sufre las consecuencias de esta crisis de demanda. Tras unos resultados positivos en 2007 de 36,26 millones de euros se ha pasado a unos negativos de 17,2 millones en 2010 y 33,2 millones en 2011. Pero nadie puede negar que estos resultados, con ser malos, son bastante menos escandalosos que los sufridos por casi todas las cadenas hoteleras privadas en España, muchas de ellas actualmente en venta o fusión por insostenibles.

Afirmar que Paradores de Turismo es una empresa deficitaria es faltar a la verdad, o decir una verdad a medias. Si bien en los últimos tres años la deuda contraída asciende a unos 180 millones de euros, las inversiones acometidas según el Plan Estratégico 2009-2012 (cerca de 286 millones en dos años y de 464,2 en diez) no han podido todavía ser amortizados bajo los efectos de la crisis, una circunstancia agravada por el descenso del 10% en el precio medio de las habitaciones, que debilita aún más sus ingresos. ¿Cuántas cadenas hoteleras en España han reducido sus precios un 10% únicamente? Es de suponer, además, que las 14 nuevas aperturas en los próximos años incrementarán esa base de ingresos, lo que permitiría a la compañía estar en mejor disposición que nunca para competir en las grandes ligas por su volumen de facturación. Ninguna otra marca turística española es tan valiosa como Paradores. Bajo su manto se despliegan miles de empresas grandes y pequeñas reconocidas en el mundo entero. De modo y manera que cuando hablamos de Paradores de Turismo no podemos hacerlo con la perspectiva de una simple empresa, o un negocio común, sino una bandera de prestigio y un motor de desarrollo para todos. Decir Paradores no es lo mismo para España que decir NH, AC o Iberostar.

Como en cualquier hogar, la rentabilidad de una familia se mide tanto por lo que ingresa como por lo que gasta. Y aquí se dispara la azagaya más espinosa de esta enseña turística nacional. Paradores soporta por razones históricas, políticas, sindicales y hasta jurídicas una plantilla de alto coste. Sus 4.476 empleados doblan lo competitivo en cualquier otra cadena rival con un número de establecimientos similar. Cuestan 31 millones de euros al año. Y estos costes, así como otros estructurales, son los objetivos de la actual dirección. Costes que, se pongan como se pongan UGT y CC.OO., hay que reducir para evitar la quiebra técnica de la empresa (si es que no lo está ya). Antes se podía pensar en una negociación en la que cada una de las partes cediese algo de sus reivindicaciones o propósitos, pero ahora no. Ahora ni siquiera el Estado tiene presupuesto y, menos aún, liquidez para cubrir sus flujos de caja. Paradores está en una situación fea, como la que mantienen desde el principio de la crisis la mayoría de las cadenas hoteleras españolas.

He opinado en diversos medios que el propósito oculto de los sindicatos no puede ser otro que el de la privatización de los Paradores. Es imposible explicar, si no, una huelga que se dirige contra la línea de flotación de la empresa. Que no es económica, ni laboral. La convocatoria de huelga en puentes, no en días laborables, percute directamente en su imagen de marca. Lo más valioso de Paradores de Turismo. Una “acción de guerra” contra los clientes, más que contra los políticos que rigen la empresa, es una puñalada al corazón del prestigio de Paradores. Un secuestro en toda regla de las vacaciones de los huéspedes que escogen Paradores para su alojamiento en lugar de cualquier otro establecimiento hotelero entre los miles que saturan España.

Ante semejante convocatoria solo cabe el incumplimiento y la razón.

Incumplimiento valiente de esta huelga porque la reacción inmediata de los gestores ha sido subcontratar el servicio con empresas de trabajo temporal que ponen en jaque a la actual plantilla y reabre el debate sobre la gestión privada de la red estatal. De privatizarse Paradores, al menos 2.000 empleados serían expulsados de sus puestos de trabajo por los directivos de ingeniería laboral de la cadena que se quedase con el desguace de la red. La marca sufriría también una pérdida de valor por la incapacidad de mantener convenientemente unos edificios monumentales y con lastres arquitectónicos heredados por su historia. Ahí cabe aportar como ejemplo los modestos resultados de Pestana en el mantenimiento de las Pousadas de Portugal.

Razón, porque siempre hemos defendido la unidad de la red y su continuidad como una empresa patrimonial de todos los españoles. Ello nos obliga a todos a hacer un ejercicio de reflexión sobre qué somos, qué tenemos y cuánto valor inducido nos aporta la marca Paradores. La trampa en la que no deben caer ni los responsables de la cadena, ni sus trabajadores, es no haber delimitado cuánta pérdida anual debería ser imputable a publicidad. O lo que es igual, cuánto presupuesto en publicidad o en valor de marca debería costear el Estado, o un consorcio privado, por las utilidades anuales del valor de marca Paradores. Si sabemos que esta marca vende el turismo de España, no vayan a irse de rosita las empresas que se benefician de España como destino turístico. Esto hay que cuantificarlo e introducirlo en la cuenta de explotación de la empresa.

Por otro lado, si decimos que sobran 2.000 de una plantilla de 4.476 trabajadores para asegurar unos costes competitivos no deberíamos olvidar que en perspectiva existen 14 nuevos establecimientos. ¿Por qué no tener un poco de paciencia y esperar dos o tres años a que sean absorbidos por estos nuevos paradores? Así no se producirían despidos masivos, ni se tomarían decisiones drásticas como un ERE por la mitad de la plantilla. A mí personalmete me duele mucho pensarlo, pues en 33 años de experiencia profesional doy fe de palabra y por escrito que la inmensa mayoría de los trabajadores de Paradores cumple a carta cabal con su tarea, aman su oficio tanto como a la marca, y se desempeñan en general mucho mejor que cualquier otra plantilla de gran cadena nacional. La plantilla de Paradores, en general y salvo excepciones, que siempre las hay, es un tesoro que los españoles debemos conservar.

Conservar, sí. Pero no de modo irracional. Existen dos maneras de reducir los costes operacionales en recursos humanos. O se ejecuta un ERE o se reducen los salarios. Esto último, que sería algo así como devaluar la peseta para vender más, es obviamente lo menos traumático. Lo primero es insolidario: se quedan los más útiles cobrando más a cambio de condenar a los más débiles cobrando cero. Lo segundo es generoso: se quedan todos cobrando menos hasta que se abran los nuevos paradores y se acabe la crisis.

Pero no vivamos en el mundo de yupi. En diversos artículos dentro de este Foro de la Ruina Habitada hemos defendido a capa y espada la continuidad de la marca estatal: Paradores de todos, La competencia de nuestros Paradores de Turismo, Mis 10 mejores Paradores de Turismo. Más allá de soluciones temporales, decisiones de plantilla, afirmación de marca, consecución de objetivos de rentabilidad económica, la red estatal ha de afrontar el futuro bajo las premisas de la modernidad. Es preciso definir un nuevo modelo para nuestros Paradores de Turismo. Es necesario un lavado de caspa, una oxigenación interna de la cadena, ideas nuevas y refrescantes en su gestión.

Paradores debe reorganizar su oferta hotelera. Su valor de marca no es ofrecer al mundo un parador caduco como el de Puerto Lumbreras, ni una nueva joya de la corona tan funcional como el reciente de Cádiz. El verdadero valor de Paradores reside en su colección de edificios monumentales, históricos o pseudo históricos, en sus emplazamientos únicos, en su diferenciación total. No tiene sentido que el Parador de Mojácar exista para competir con los hoteles de la saturada costa almeriense. Como también podríamos alegar que no tiene sentido que el NH Palacio de la Merced compita en ese segmento (en el que apenas tiene experiencia y lucidez) con el parador que una ciudad como Burgos debería poseer. No se trata de una cura de adelgazamiento para la red estatal, sino de una terapia de coherencia en la definición de producto.

El valor de esta marca es tan grande que de una vez por todas debería plantearse un salto internacional. Paradores puede ser franquiciable. Los intentos habidos hasta ahora se han frustrado por el componente político en su gestión y por la falta de un criterio profesional a la hora de franquiciar la marca, de extraerle el jugo a su know how, de regatear inversión en la internacionalización de la red y de proponerse emprender negocios con reyezuelos de taifas en los países escogidos para aterrizar. Qué es eso de irse de pingos a Arabia Saudí cuando gran parte de los países emergentes de hoy se ubican en Latinoamérica, con quienes los españoles comparten algo más que la lengua y una historia común. Muchas multinacionales españolas de los sectores energéticos, comunicacionales, textiles y alimentarios operan en Chile, Perú, Brasil, Colombia, Mexico y otros con mucha corrección y reconocimiento entre sus poblaciones locales. ¿Por qué no Paradores en sus sectores turísticos?

De igual modo, los Paradores de Turismo deben modernizar y fortalecer sus sistemas de gestión, comercialización, auditorías, etc. ¿Por qué no lograr ser número uno en Internet? ¿Qué porcentaje de su plantilla se comunica con la clientela a través de las redes sociales? ¿Cuánta de su logística no se podría mejorar en los años venideros?

Y respecto a esta plantilla que hoy se levanta en protestas, ¿cuántos han sido debidamente formados en modernidad? Los trabajadores en huelga deben considerar que su salario y sus pluses se reivindican no en manifestaciones con pancartas, sino mediante la transformación del servicio convencional en liturgias para los huéspedes. Mis queridos empleados de Paradores deberían saber que no es Ángeles Alarcó quien les paga su trabajo, ni el director de recursos humanos de turno, sino los clientes de cada establecimiento. Y que si éstos clientes no aparecen, o no aflojan el bolsillo, tal vez fuera necesario su concurso para hacer que aparezcan y estiren más sus bolsillos. Sé perfectamente que la mayoría cumple con su cometido muy cabalmente, ya lo he dicho antes. Pero, ¿cuántos logran convertir su quehacer diario en una experiencia inolvidable para sus atendidos? ¿Cuántos imantan a sus huéspedes para que repitan la experiencia?

Éstas y otras consideraciones son las que deberíamos tener en la cabeza todos los españoles y poner sobre la mesa los actores principales de esta industria estratégica para España. Éstas que hemos mencionado, otras que anteriormente ya publicamos y una más con carácter urgente, inaplazable. ¡Saquen los políticos sus manos de los Paradores de Turismo! Abránse paso los verdaderos profesionales de la materia, los que saben gestionar instalaciones y personas, los que viven del turismo, los trabajadores honrados… Los líderes que España necesita para que la red estatal de Paradores de Turismo limpie, pula y dé esplendor al turismo de todos los españoles.

Fernando Gallardo |

11 comentarios en “Paradores en huelga

  1. Estimado Fernando,

    en primer lugar, agradecer como siempre sus sabias y reflexivas palabras, y además de corroborar su opinión sobre el cáncer que significa para esta empresa la política, me gustaría desmentir el mito de las buenas condiciones laborales de los empleados de Paradores. Yo soy trabajador de Paradores con un salario mensual de 850 euros netos. Trabajo casi todos los días festivos. En época estival sólo puedo tomar 10 días de vacaciones y mis jornadas laborales suelen ser maratonianas, por lo cual no creo que suponga un coste salarial muy elevado para la empresa. Por lo que la reducción de costes laborales que usted plantea no tiene mucho margen de actuación.

  2. Creo que esta filípica es un disparo a bulto por todas partes. Yo trabajo en Paradores, y no desde hace poco, y flipo. O sea la intención de los sindicatos es privatizar paradores… ¿Para qué? ¿Si entra la empresa privada 2.000 trabajadores irían a la calle? ¿De dónde salen los datos? Seguramente niveles 1 y directores estarían en peligro. ¿Son 2.000?. Pues si son 2.000, por qué hay que contratar a una empresa para que ajuste costes? ¿Estos 2.000 no saben? Además, si unos párrafos más arriba dice que sobra gente. Por intereses sindicales la plantilla es muy grande. Normal, los delegados están para defender los puestos de trabajo. Fomenta aquí el esquirolaje, pero sobre eso me voy a reservar la opinión. Y ya el párrafo contra los trabajadores que reclamamos nuestros derechos, y los suyos, me imagino que está dirigida a la alta dirección, para que cuando pasen por su parador le acaricien el lomo. Pero le recuerdo que ya no hay herederos. Para finalizar me imagino que lo que se consiga con las movilizaciones, usted renunciará a ello. Por ser consecuente con uno mismo.

  3. ¿Por qué siempre se echa la culpa de las pérdidas o de que no funcione bien un negocio a los trabajadores y no a los gestores? Lo que no puede ser es que se coloquen en instituciones públicas a familiares o amigos del político de turno, con sueldos astronómicos y que no tienen ni idea de gestionar de una forma útil y productiva. Señores, dejen de recortar nuestros derechos, de bajarnos el sueldo y de injuriarnos en general. Despidan a todos los directores, adjuntos, secretarios, o como se les llame, que simplemente lo son porque son familia o amigos de… Y dejen gestionar todo a profesionales de verdad, que esos si se ganan el sueldo.

  4. Todo muy bonito y bien dicho, pero no todo Paradores es igual. Cada pequeña casa (cada parador) tiene su micromundo dentro del mundo (paradores) y creo que casi todos sabemos para lo que estamos aquí, y es hacerlo lo mejor posible para ganar nuestro, pan que nos lo dan los clientes que confían aún en nosotros, pero muchas veces no se pueden cumplir esas espectativas por causas ajenas a los trabajadores. Y podía decir muchas: falta de personal, falta de material, falta de previsión, gente sin modernizar, falta de gestión, etc. Hablando desde un lugar remoto de la empresa pero que también existe y ayuda a formar una gran empresa mal gestionada pienso yo por culpa de amiguismos y politizada.

  5. amigo fernando(es un decir)que facil es opinar desde fuera(pues creo que tu no trabajas en paradores)y decir lo que a cada uno le venga en gana,yo te propondría para que tuvieses un realidad exacta,que te pusieras a trabajar en cualquier parador,cobrar como cualquier trabajador(de los niveles inferiores)y en dos dias tendrias una opinion casi perfecta de como se trabakja en esta empresa,pues es muy facil opinar cuando se va a un parador,hotel,etc.en caracter de critico,que bonito!todo atenciones,que si invitaciones de todo tipo,que si tratamiento vip,etc.etc.,asi tambien opinaria el gato de mi vecina,que no es tan inteligente como ud.,pero por supuesto tendria la misma opinion,y hablando de dinero,crisis etc. en paradores le pregunto,donde esta todo el dinero de beneficios que durante decadas recaudo esta empresa?ud. que sabe todo nos lo podra explicar a todos los trabajadores.o eso espero.y luego esta que nos tienen que recortar el sueldo,o porque nos ponemos de huelga en los puentes,es una “accion de guerra” contra los clientes?mira fernando,que harias tu si te quitan la paga de diciembre,te rebajan el sueldo te descuentan todos los meses por REAL DECRETO LEY(que manda cojones)y aun por encima no puedes ir a paradores o a cualquier otro hotel si no te lo pagara tu empresa y viniera un chulo y te dijera que aun te tienes que jod..y que las huelgas las tenemos que poner cuando la empresa decida y que no tenga muchos clientes para asi descontarte(porque si no lo sabes cuando estas de huelga te descuentan de TU SUELDO)para tener mas beneficios,lo entiendes fernado,no quiero extenderme mas con personas que viajan de hotel en hotel(parador en parador) y decir lo que le viene en gana,siendo tratados como v.i.p.s.
    perdona amigo fernando,pero es que mi bolsillo no me permite pasear de hotel en hotel,y lo que gano en paradores me hace vivir dia a dia,y claro que no es angeles alarco la que nos paga(al contrario ella es la que nos lo lleva,con su alta nomina)de eso no dices nada,como de contratar al equipo de abogados con mas alto standing,etc etc.tu solo te preocupas de quedar bien con las altas esferas intentando no molestar a las bajas.yo solo te digo una cosa,si cr7 esta triste cobrando lo que cobra,como estaremos nosotros que no cobramos lo que debemos?y otra cosa yo me gano mi sueldo a base de sudor con esta empresa,otros no pueden decir lo mismo,algunos sin mucho esfuerzo lo hacen y lo peor de todo es criticando y queriendo quedar bien con todas las partes,o no?

    • Estimado Jesús, te tuteo porque me tuteas y, además, porque me parece muy interesante tu punto de vista. Tu comentario referente a mi condición VIP en Paradores es bastante equivocada. No niego que el departamento de Comunicación de la entidad me ha enviado una tarjeta de obsequio con dos noches gratis. La verdad es que 2012 se está acabando, y aún la tengo sin usar. Una vez que quise, en el Parador de Antequera, me dijeron que esa tarjeta no era válida para esos días. Así es que procedí a pagar religiosamente mi habitación, como de todas maneras acostumbro. Hace dos meses, fíjate si me trataron VIP en el Parador de Argómaniz que mi experiencia en el comedor fue realmente penosa, la reconstrucción del establecimiento no me gustó nada en absoluto y, antes de que saliera por la puerta, después de pagar otra vez religiosamente la cuenta, tuiteé varios mensajes negativos que supongo haría renegar a la empresa de mi supuesta condición VIP.

      Lo interesante de tu comentario es que si contiene errores hacia mi condición, no puedo pensar que el resto del texto no los contenga también.

      Si el gran problema de Paradores fuera negarle a sus trabajadores la paga de diciembre, estaríamos hablando ahora mismo de un país de Jauja, muy lejos de la crisis que hoy sufre. En la mayor parte de los países no existe paga de diciembre. No existe para nadie. ¿Rebaja de sueldo? Sí, pero no tanta como la que aún se tiene que producir en casi todas las empresas de España. Digo esto porque soy de los que piensan que esta crisis no ha tocado suelo y nos hemos de acostumbrar a una austeridad larga, muy larga. En Japón llevan 15 años de economía renqueante con sueldos a la baja. Y estas líneas las escribo desde un país (Chile) cuyos trabajadores de hostelería cobran unos 500 euros al mes. Y ya no te cuento (sigo tuteándote) esos chinos que trabajan por un euro la hora…

      Muchas cosas están cambiando en el mundo desde que 2.500 millones de personas se han puesto a producir y con unos precios mucho más bajos que los españoles. Contra esto nada se puede hacer, salvo diferenciarse y producir más y mejor. Soy de los que creen que el mundo occidental saldrá de ésta robotizando los servicios mecánicos, la producción mecánica. Los demás, al paro o a crear sus propios puestos de trabajo. Reflexiona sobre lo que te digo, pues todo este tiempo que te dedico en la respuesta es demostración firme de mi mayor respeto hacia ti y hacia todos los trabajadores (entre los que me incluyo, por supuesto… mientras no me toque la lotería). Reflexione porque llegará el día en que no haya asalariados, sino autoempleo y trabajo en red. Ese día, quien se ponga en huelga se pondrá en huelga contra sí mismo y para mayor alegría de los 3.000 millones de personas que aún se tendrán que desarrollar en las zonas del mundo todavía aletargadas.

      Porque el sueldo de un trabajador, corríjeme si me equivoco, no cae del cielo ni aterriza desde otros universos paralelos. El sueldo es (perdón, debiera ser) el equivalente al valor que uno le produce a la empresa. Yo comprendo, y respeto infinito, tu gran dedicación a Paradores. Lo he dicho por activa y por pasiva, el capital humano de Paradores es muy superior al de cualquier otra cadena hotelera española (te lo cuenta alguien, VIP o no, que ya ha visitado más de 26.000 establecimientos hoteleros en todo el mundo, y algo habrá visto por ahí). El capital humano de Paradores es muy valioso, sí. Pero eso es un concepto moral, de reconocimiento del esfuerzo, de apreciación personal. Porque la realidad es que el trabajador de Paradores es menos valioso que antes, no por su culpa, sino por culpa de esta crisis que ha destruido el mercado interior en España e inflige grandes mermas en los ingresos de muchas cadenas hoteleras, Paradores incluidos. Por tanto, no por tu culpa, sino como consecuencia de la crisis, tu trabajo rinde menos en la cuenta de resultados de tu empresa. Es triste, pero es así.

      No me repliques con tristezas, que si hay crisis en el sector turístico, no te cuento nada sobre la que tenemos en el sector de los medios informativos. A fin de cuentas, todavía hay viajeros que pagan una noche de hotel (yo incluido), pero casi no quedan ya los que compran periódicos en papel. Y mañana, cuando venzamos a la crisis, tú seguirás con tus huéspedes de carne y yo sin los míos de cristal.

      Jesús, de verdad que admiro tu afán porque de seguro que en algún parador nos habremos cruzado alguna vez. Tú con la atención puesta en mí. Yo, emocionándome con tu servicio. Ambos unidos por el instante privilegiado de vivir, de sentirnos vivos.

      En alguna otra parte del mundo hay quienes no viven así.

      Por eso te agradezco el haber escrito estas líneas en el Foro de la Ruina Habitada y, mucho más, que tu trabajo haya servido sin saberlo para hacerme feliz.

  6. gracias fernando por tu contestación es algo que te agradezco,pues no en todos los foros uno se digna a contestar,solo por eso me empiezas a caer bien,y no me importaría tomarme un aperitivo contigo,en cuanto a lo demás,en primer lugar (aprovecha ahora que se esta acabando el año)la tarjeta de dos noches gratis porque al fin y al cabo estas en tu derecho y quien sabe si usándola nos llegaremos a conocer,que nunca se sabe.en cuanto a lo de quitar la paga,la verdad quizas no es quitarla sino la forma de hacerlo,porque es muy dificil asimilar que a mi(y a otros tantos trabajadores)nos van a quitar 1000€,cuando la presidenta cobra mas de 150000€ al año,o lo que es lo mismo 12000€ al mes,a mi cobrando eso me importaria un huev..que me quitaran todas las pagas del año,incluso me rebajaria el sueldo un 10 por ciento,pero una empresa en crisis,para mi,lo primero que tiene que hacer es sentar las bases,empezando por los de”arriba”pues la austeridad no siempre la tiene que pagar el que realmente trabaja,pues supongo que en una empresa el que tiene que buscar trabajo es precisamente esa gente que esta “arriba”cobrando unos sueldos astronómicos,y los trabajadores realizar la mision que tienen encomendad,que no es otra que intentar hacer felices a nuestros clientes(cosa que unas veces conseguimos y otras a lo mejor sin quererlo no lo conseguimos)porque aunque lo pretendamos los empleados de paradores somos humanos y nos equivocamos como el que mas.
    por ultimo,en mi modesta opinion,la crisis(despues de lo que aqui me expones)la quitaría yo en menos de tres meses,y nos sobraria dinero para tomarnos unas copas tu y yo,y te voy a decir una sola cosa,si el pais esta en crisis,porque esos sueldos de presidentes,diputados,parlamentarios,alcaldes y como tu sabes un largo etc. yo como muchos trabajadores(no solo en paradores)nos sentimos robados y estafados.
    bueno ya ves que me gusta responder,como tambien que me respondan,porque eso es bueno para todos por lo menos y aunque parezca mentira,seguramente cada vez nos vamos a ir conociendo mejor. y lo dicho no me importaria tomarme unas copas contigo,aunque en otras partes del mundo no vivan asi,seguro que estaran peor,pero creo que si estan peor es por sus gobernantes,que en la mayoría de los casos son los que se suelen llevar el pastel.
    lo dicho gracias por contestarme,pues no todos lo hacen,un saludo y ojala nos encontremos algun dia(esperemos que en ese momento no estemos de huelga)que ya veo que a ti no te gusta,pero tampoco nos gusta a nosotros,pero creo que no hay mucha mas alternativa,aunque nos duela.
    un abrazo

    • Acepto encantado la idea de que nos tomemos una copa, Jesús. Seguramente, dada mi predilección por los Paradores de Turismo, coincidiremos en más de una ocasión. Tu nueva reflexión es justa, comprensible y exige respuesta. No mía, que solo alcanzo a opinar. Sino decisoria por parte de quienes tienen la responsabilidad de ser justos, inteligentes, honradores e innovadores. No, la crisis no se resuelve con el ahorro de unos pocos millones en sueldos de alta dirección, que también soportan más altas exigencias y responsabilidades. Pero no se puede “vivir arriba” sin dar ejemplo. Y en tiempos de crisis, cuando se pide a todo el mundo estirarse el cinturón, es muy poco aleccionador que esa casta dirigente no haga lo propio aunque solo sea para dar ejemplo, no porque esa actitud ayude mucho en lo económico. España necesita un rearme moral, tanto en los de arriba, como en los de abajo. En los primeros porque si se les reconoce el liderazgo es para eso, para que sean líderes, no para que escondan la cabeza o el plumero en los momentos críticos. En los segundos, porque no hay nada más desmoralizante darse cuenta de que, en el fondo de todo, su anhelo era estar arriba… importándoles un pimiento lo que ocurriera ahí abajo.

      De todo lo expresado por ambos, concluyo que ni la huelga, ni los altos sueldos de la dirigencia van a terminar con la crisis ni redimir a los Paradores de Turismo. El gran salto que esta empresa necesita, arriba y abajo, es que los políticos quiten su afilada zarpa de este negocio. Y eso va tanto por el staff directivo como por los sindicatos. Dirigencias en ambos casos.

      Muchas gracias, Jesús, por tu comprensión y tu talante dialogante. Gente como tú hacen grande un país. Lástima que nadie te escuche. Lástima que pocos me lean.

  7. Es una pena que alguno de los empleados de Paradores se atreva a dejar comentarios en este blog con semejante cantidad de faltas de ortografía. Deja quedar al colectivo como ignorante. Con lo fácil que es pasar un corrector de texto antes de publicar, sobre todo cuando uno no está seguro…

    Don Fernando, los dirigentes empresariales hoteleros deberían hacer caso de gente tan válida como usted, quizás las cosas irían mejor. Felicidades por este artículo y por el blog en general.

    • Estimado comunicador anónimo, en este Foro de la Ruina Habitada solemos exigir la publicación completa del nombre de todos nuestros colaboradores. No aceptamos opiniones anónimas que no puedan ser defendidas luego en público. Sin embargo, lo controvertido de este artículo sobre los Paradores en Huelga otorga licencia de anonimato a cualquiera que tenga algo que aportar sobre el tema. No consideramos cobardía el hecho de aparecer enmascarado aquí, sino una comprensible seña de protección ante posibles represalias vengan de donde vengan.

      Otra licencia que nos hemos tomado, también excepcionalmente, es la de no editar el texto del trabajador de Parador que se ha querido expresar libremente en este Foro. Con ello nos proclamamos defensores de la libre opinión proceda de donde proceda y del nivel cultural que sea. Por regla general, el 95% de las opiniones expresadas en el Foro son editadas y corregidas de faltas ortográficas o defectos semánticos. Incluso los escritores más prestigiados incurren en estos vicios inimaginables para el gran público. Los trapos sucios se quedan en casa de los editores y correctores humanos.

      Si la opinión de Jesús Gonzabar se ha transcrito tal cual no ha sido por desidia, ni por malquerencia. Antes al contrario, la evidencia de su extracción social pone al descubierto las carencias de formación que a todos nos compete, Paradores de Turismo el primero. En estos tiempos de crisis que vivimos, las empresas hoteleras deberían aprovechar la laxitud del mercado para abordar reformas, mejoras y, sobre todo, acciones de diferenciación. Del mismo modo, los trabajadores deberían reciclarse, aprender cosas nuevas y completar su nivel de formación general y profesional.

      Es lamentable que una cadena pública como Paradores de Turismo reaccione ante la crisis con recortes sin ninguna propuesta de mejora en su gestión y en la diferenciación de sus establecimientos. Es muy lamentable también, por parte de la plantilla, que la reacción ante la ineptitud del cuadro directivo sea otra ineptitud, la huelga, en lugar de la docencia y la discencia.

      Es lamentable que nadie se ponga a hacer los deberes a que una crisis así obliga.

      Pero no deja de ser cierto que la función de un camarero de Paradores no es escribir bien, sino servir bien y provocar emociones. Mientras que a un directivo sí que se le supone una pulcra literatura para con el negocio y la clientela.

      • Buenos días a todos los tertulianos.
        Simplemente quería hacer algunas observaciones. La retención salarial ya aplicada sobre la nomina de septiembre corresponde a una 1/14 parte de las retribuciones totales anuales. No es simplemente la paga extra de diciembre.
        La empresa, en condiciones normales de empresa privada, estaría en quiebra técnica. Si la empresa se mantiene a flote es gracias a las ayudas estatales que está recibiendo. Y todos sabemos los sacrificios que los ciudadanos están sufriendo con los recortes presupuestarios.
        Es curioso, Fernando, leer de su post que los sindicatos quieren propiciar la privatización. Y puede decirle desde dentro, que la sensación es que la nueva directiva no está adoptando medidas para incentivar la venta y adaptarse a la nueva situación de mercado. La única medida “relativamente perjudicial” es la subida de los precios. Resultado: clientes yendose a la competencia. Por cierto, nuestra clientela es nacional y extranjera. El descenso acusado de clientes proviene del mercado nacional. El que se escapaba puentes, fines de semana, vacaciones, celebraba bodas y comuniones por todo lo alto. El extranjero, afortunadamente, sigue llegando y ocupando las plazas hoteleras de nuestro país.
        Hay muchos paradores con instalaciones que necesitan ser reformadas o renovadas. Pero es mejor abrir paradores porque hay compromisos políticos por medio. La financiación no llega a la privada, pero si llega para estos proyectos?!?!
        Y con respecto a la huelga… Aquí no gana nadie con ella. La empresa deja de ingresar en un año complicado. Y los empleados, además del descuento correspondiente por la huelga, ve mermada su nomina por una variable que depende de los ingresos del parador al que pertenece.
        Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s