Por un modelo público-privado de gestión turística

Aquí viene el sexto tema de los que se abordaron en la entrevista que el Conde Nast Traveler publicó con motivo de la campaña #ministeriodeturimoya promovida por la revista sectorial del turismo Hosteltur en las redes sociales. Una campaña que, a la vista del proceso electoral en España hasta el 20 de noviembre próximo, adquiere una especial relevancia en la actualidad turística española.

Lo que cuesta crear un ministerio

Pregunta 6:
¿Qué país señalarías como modelo a seguir?

Respuesta:
En los últimos días he leído varios argumentos que ponen como ejemplo de lo que venimos hablando a Nueva Zelanda. Por supuesto que no puedo estar de acuerdo con gran parte de lo que se dice. Nueva Zelanda es un destino turístico excelente, pero no puede servir de ejemplo a España por varias razones. Entre otras, porque ha llegado tarde al fenómeno turístico global. No es, ni nunca podrá ser, por geografía y lejanía, un destino de masas. Su peso en el mundo no admite comparación con España: 2,4 millones de visitantes contra 56 millones. Y, además, la experiencia pasada de conformar un ministerio de Turismo no le ha resultado muy afortunada. En mayo de 2010 lo desmontó y constituyó como recambio un organismo público de características similares a mi propuesta del Consorcio, donde investigan, reflexionan y logran acuerdos las instituciones públicas y el conjunto de la (reducida) industria turística neozelandesa.

Como en tantas cosas, mi opinión es que España debe seguir aprendiendo de los Estados Unidos. No solamente es la primera potencia mundial en todo, sino también la primera potencia turística. Sigue leyendo

El ministerio de los empresarios turísticos

He aquí la segunda cuestión que se abordó en la entrevista que el Conde Nast Traveler en español publicó con motivo de la campaña #ministeriodeturimoya en las redes sociales. Una campaña que, a la vista de la proximidad de las elecciones generales en España (20 de noviembre), adquiere una especial relevancia y es de rabiosa actualidad.

Lo que cuesta crear un ministerio

Pregunta 2:
En estos tiempos en los que la palabra “crisis” es una realidad constante, ¿causaría más gasto que beneficio la creación de un Ministerio de Turismo?

Respuesta:
Por supuesto, un ministerio propio requiere una estructura burocrática necesariamente costosa. Algunos piensan que bastaría con la reconversión el organismo Turespaña en una institución gubernamental y la traslación a ella de las actuales competencias del organismo público. Para ese viaje no se necesitan tales alforjas, digo yo.

En cualquier caso, esto no constituye un argumento de peso, pues el gasto burocrático nunca sería tan superior al que hoy existe en la Administración pública con competencias en turismo. A mi entender, la pregunta que habría que hacerse no es con cuánto dotar a un hipotético nuevo ministerio, sino qué competencias asumiría. De entrada, muy pocas, ya que el total de competencias turísticas están transferidas a las Comunidades Autónomas. Y al Estado central solo se le reconocen atribuciones en la promoción exterior de España, que es como no decir nada, puesto que España como marca total no es un producto turístico. Al final, lo que hacen las campañas de promoción lideradas por Turespaña es fijar una imagen-país, lo cual es peor, ya que Sigue leyendo