Las ciudades de la próxima década

El 45% del turismo internacional se produce ya en ciudades, según cifras del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC). Y es posible que en 2030 este porcentaje supere el 65%, añadimos nosotros. Casi 900 millones de turistas se concentrarán en los 300 destinos urbanos más atractivos, algunos de ellos hoy considerados maduros o saturados.

Las cifras deberían servir más para la reflexión que para sembrar el pánico, aunque algunas ciudades tienen mayor urgencia que otras en modernizar sus infraestructuras, como es el caso de las situadas en el nivel 5 del gráfico publicado por el WTTC. Amsterdam, Barcelona, París, Praga, Roma, San Francisco, Estocolmo, Toronto y Vancouver estarían incluidas en ese epígrafe denominado ‘Managing Momentum’ o, dicho de otro modo, en trance de padecer el colapso turístico y verse en la necesidad de gestionarlo.

Todo freno a la actividad turística en dichas urbes sería aprovechado con ilusión renovada por las ciudades que el WTTC coloca en el cuatro nivel de preparación, a saber: Auckland, Berlín, Dublín, Las Vegas, Lisboa, Londres, Los Ángeles, Madrid, Miami, Nueva York, Seúl, Sevilla y Sidney. En virtud de sus dimensiones muy superiores, en la mayoría de estas ciudades el pavimento no siente tanta presión turística, aunque incuestionablemente terminará por sentirlo a temporadas, porque su crecimiento en los últimos años está siendo exponencial.

El foco hay que ponerlo en aquellos destinos que se están conjurando para desbancar el tercer escalón del gráfico. Son los jugadores emergentes del turismo urbano del siglo XXI, los que piden paso con unas infraestructuras de acogida nuevas, frescas, ciertamente tentadoras. Bangkok, Ciudad del Cabo, Delhi, Ho Chi Minh, Estambul, Yakarta y Mexico DF.

Durante la década que viene, los hábitos millennials modificarán numerosos paradigmas de la industria turística. Si Madrid capital registró en 2010 una cifra récord de 7.869.420 visitantes, en 2018 cerró con un nuevo récord de 10,2 millones, de los cuales el 53% fueron internacionales y el 47% nacionales. Los emisores internacionales que más crecieron fueron, por este orden, China, México, Estados Unidos, Francia y Portugal. De seguir a este ritmo, y a tenor de los proyectos hoteleros actualmente en desarrollo (Four Seasons, Mandarin Oriental, W, Riu, Hyatt), no sería descabellado suponer que en 2030 la capital de España recibiría una cifra cercana a los 20 millones de turistas, con un gasto medio por turista superior a los 400 euros diarios.

Este artículo ha sido publicado antes en el boletín Turismo Futuro que enviamos a nuestros suscriptores. Si deseas adelantarte a la publicación de nuestras ideas de futuro, junto a otras reflexiones sobre las tendencias del turismo, suscríbete aquí.

Fernando Gallardo |