Innovación versus tecnología

amputacion

¿Innovación o tecnología? A veces no tenemos claro qué significa la innovación en nuestras vidas y cómo podemos innovar si no somos científicos o ingenieros de la cosa. La sola palabra a algunos les parece un lujo intelectual, si no un capricho de mentes ingeniosas capaces de ponerle un palo a una escoba. Algo fuera de nuestro alcance, si no del entendimiento universitario. Innovar en un alojamiento turístico sería tal que una cama iPad, una recepción robótica, un túnel del tiempo que nos ayude a la gestión de las reservas, la rewifi…

Pero innovar no tiene que ver siempre con la Guerra de las Galaxias, ni con la magia de Harry Potter. A veces es más sencillo que inventar algo. Es un darse la vuelta y mirar hacia otro lado, desde otra óptica, sobre otro suelo, ejercicio que ya propusimos para la Arquitectura de los Sentidos. Es pensar distinto, ser diferente. Cambiar la manera de hacer las cosas, en puridad.

Innovar es mirar la ilustración de arriba, correspondiente a un hospital en el Londres dieciochesco, y preguntarse: ¿no habrá otro modo de amputar una pierna que no sea utilizando un serrucho de bricolaje doméstico? ¿No existirá otro sedante para el enfermo despavorido que atarlo a la pata de un sillón? ¿Acaso no llegaríamos a salvar esa tibia supuestamente gangrenada sin partirla en dos?

¿Por qué no indagar en lo que hay más allá de lo aparente?

Estas respuestas nos esperan en los microdebates que celebraremos el próximo 26 de noviembre en Intur Valladolid.

Fernando Gallardo |

Comparte este artículo: Twitter Facebook Buzz LinkedIn