¿Por quién están doblando las campanas?

bombero

Algunos empresarios hoteleros, grandes y pequeños, me han llamado esta semana como quien llama a los bomberos. Con angustia, gritando fuego. Sálvanos, por favor, que estamos llegando al límite de nuestra resistencia y la llamarada siguen creciendo. Y yo, que no tengo lona, ni manguera, ni escalera telescópica, a ver qué puedo inventar -me digo- para que en su caída no me partan la columna vertebral del templo.

Ahora leo que el presidente de la Asociación Riojana de Hoteles, Jaime Calzada, exclama chamuscado que el sector hotelero regional se encuentra al filo de su rentabilidad debido a la crisis actual, que se "está cebando" especialmente con el sector turístico (¿inmobiliario?). Calzada alerta de esta "muy grave" situación provocada por el aumento de los costes, el descenso de la demanda y de los precios de las habitaciones en un 20%, respecto a 2008. Si bien, reconoce que el número de viajeros durante este año ha sido muy similar al de 2007, e incluso ha aumentado el 1,6%.

Respecto al presente año 2009, Calzada vuelve a reconocer que se ha mantenido en la región el mismo número de hoteles, pese al descenso de ocupación registrado, ya que "ahora los turistas tienden a acortar su estancia". Además, "las perspectivas no son nada optimistas para Semana Santa", alerta el hotelero riojano.

Si yo tuviera la solución, me aclamarían como un gurú de la hotelería nacional. Pero apenas me llega el entendimiento para escribir y sacar fotos de este coloso en llamas. Observo y pienso, nada más. Por eso no comprendo qué diablos esperan la Asociación Riojana de Hoteles y otros tantos empresarios hoteleros cuando proponen para el sector turístico afectado por la crisis "una buena promoción, apoyos económicos al sector y buenas infraestructuras".

¿Les ha parecido acaso insuficiente ese tic adquirido por los directores generales de Turismo, que en cuanto les nombran para el cargo declaran que su plan estratégico es promocionar la región? ¿Cree el asociado riojano que existen pocos Fitures en España? ¿Suponen sus hoteles representados que la libertad constructiva de los últimos años, y sus respectivos planes de subvenciones europeas ha significado un escaso apoyo económico al sector? ¿Acaso deberían existir más planes Leader para el desarrollo de nuevos hoteles? ¿Son quizá escasos los aeropuertos existentes en España, tanto como abrir un segundo aeropuerto en Burgos, Valladolid, Jerez o Málaga? ¿Pide Logroño un aeropuerto? ¿Tal vez una autopista a Francia sin que pase por Irún?

Mi entendimiento, repito, no alcanza a tanto para descubrir qué esconden estas sugerentes propuestas. Mientras estudio más, o me lo explican mejor, el corto plazo impone unas soluciones bien distintas a las que presentan Calzada y su mentada Asociación.

La primera de ellas, el rezo del padrenuestro por quienes indefectiblemente están ya condenados a cerrar. Sin remedio, un 20% de la planta hotelera española (no sé a cuánto toca La Rioja)… En su acto de contrición privada deberán reflexionar sobre los errores cometidos, de igual modo que lo hace el médico cuando se le olvida el bisturí en el abdomen de su paciente, el político cuando presenta como verdad lo que es una evidente mentira o el periodista cuando secunda al político en su interesado pecado.

La segunda, que lo vengo sosteniendo desde hace un tiempo, hacer valer frente a los morituri aquellos detalles que hacen a un hotel único, singular, diferente. Porque éste será, sin pecado, el único sistema antiincendios que la razón entienda. Si la clientela escasea, y encima gasta menos, la matemática me obliga a razonar que los hoteles supervivientes a la quema serán por suerte los más atractivos al ojo del turista accidental.

Por consiguiente, antes de cualquier iniciativa de plazo largo como la cacareada mejora de las infraestructuras públicas, el interrogante que debe resolver el gremio hotelero imperiosamente es quién distingue y se distingue, quién acredita capacidad para atraer o amasa la virtud de conquistar, quién sostiene los mejores argumentos para tocar la fibra sensible (o el bolsillo prieto) de los viajeros en economía de guerra. En suma, quién ora et labora por afrontar con ciertas garantías esta crisis.

Lo demás son fantasías urdidas por los epígonos de Fukuyama o los adláteres del optimismo antropológico que ha venido preconizando el perpetuum mobile del crecimiento económico. O, peor, por aquellos que ahora hacen dejación de sus responsabilidades creando una cortina de humo tóxica incluso para el cuerpo de bomberos.

Fernando Gallardo

7 comentarios en “¿Por quién están doblando las campanas?

  1. Estimado Fernando, permiteme felicitarte por este articulo extraordinario, parece que Santiago, abre tus análisis, mas todavía de lo habitual, que ya es mucho. Es realmente apreciable la diferencia de actitudes, ante la crisis, la misma para todos, sin embargo, unos enarbolan, el espíritu de siempre, necesitamos ayuda, el Estado es el responsable, faltan infraestructuras, alguien es culpable. Otros, analizamos la situación con otra actitud, que estamos haciendo mal, que podemos hacer para ser mejores, que puede interesar mas a nuestros clientes, como podemos ser diferentes. Este ultimo grupo desarrolla su análisis en un entorno de amistad y cooperación, y tiene una actitud común, seguro que casi todos los que leen el Foro de La Ruina Habitada, saben distinguirlos. El jueves 19, En CiberP@is, aparece un articulo titulado, \”Inversores y emprendedores, los héroes de hoy\”, recomiendo su lectura, es muy ilustrativa. No sé hasta donde, nos llevara, esta crisis, no provocada por nosotros, no se quien saldrá adelante y quien caerá en ella, pero si estoy seguro de una cosa, quien la afronta con las mejores herramientas: Una actitud positiva, la critica, el optimismo y el esfuerzo personal. Como siempre.

  2. Quizás una promoción unificada de la marca españa interior haga que ese optimista 20% se quede ahí. Porque el problema, queridísimo sr. Gallardo,no se llama 2009. Se llama 2010. Si hacemos un encuentro en octubre de ese año contaremos. Y allí veremos quién se ha posicionado bien y quién no. Bienvenido al club de los que intentan ver en perspectiva… Me alegra . Un abrazo.

  3. Pues a riesgo de que me considereis cansina, insisto con mi mensaje: trabajar, trabajar y trabajar. Y hacerlo junto con el resto para desarrollar ideas que puedan beneficiara todos (o al máximo posible de gente) para capear de la mejor forma la que ya tenemos encima.

    Coincido con Antonio en que de ésta no salimos si no es animados por el optimismo, y también coincido con Bernat en que no existe una marca española reconocida como tal que en estos momentos compita con marcas exteriores de mayor reconocimiento que, me temo, pueden aguantar mejor el temporal. Y no tengo tan claro que debamos hablar de marca, como de destino diferenciado de los típicos destinos que son archiconocidos tanto fuera como dentro de nuestras fronteras (entiéndase, sol y playa, turismo de golf, etc).

    Para aquellos que no puedan capear la crisis por motivos varios (hipoteca, inversión llevada a cabo, etc) me veo obligada a mandar un mensaje que soy consciente de que no va a gustar: no va a haber compradores para determinados hoteles y, los compradores que pueda haber no vienen con cantidades elevadas para la compra. Una alternativa: alquilar el hotel con opción de compra. Es una de las opciones que puede representar una salida para determinados casos.

  4. A Bernat le tengo que replicar, como siempre, que es completamente imposible salvar a ese 20% con ninguna “promoción unificada de la marca España interior”. Una marca no se hace como quien compra una barra de pan, yendo simplemente a la panadería. Las marcas tardan años en gestarse, siglos en promocionarse. Antes de eso habrá caído ese 20% y otro 20% más. Además, no entiendo ese empeño Bernadista en las marcas, como si todos calzáramos unos manolos… ¿De qué marca es el pan que compra todos los días en su panadería?

    Me atrevo a interpretar los deseos de Bernat con la agudeza visual a que nos tiene acostumbrados Inma Ranera: no son marcas unificadas lo que necesita el turismo español, sino productos diferenciados que atraigan a una nueva clientela emocional.

    Si así no fuera, me temo que Bernat estaría en camino de cometer un error mayúsculo en su nuevo proyecto en Son Esteve. Si ese spa sensorial, que será algo extraordinario, fuera promocionado dentro de una marca que representara los lastimosos agroturismos del paisaje unificado español, me temo que estaría enterrando su dinero, su proyecto y su credibilidad como hotelero.

    No se trata de sumarse al vecino, sino de crear un producto propio y genuino para encontrar después un marco de cooperación entre semejantes.

  5. Cuando comentaba hace unos días Fernando sobre las encuentas que había realizado y sobre el resultado de la misma y qué era sorprendente el resultado, me lleva a enlazar con el simil de los bomberos, puede ser la solución ante el incendio, pero….Estamos seguros de que ya se ha llamado a los bomberos ó esperamos que descubran por sí mismos el humo,les hemos llamado nosotros ó quizás ha sido algún vecino qién les ha llamado. Somos conscientes de que el fuego ha comenzado, sabemos el alcance del mismo, sabemos dónde comenzó, empezó de abajo hacia arriba ó en el último piso, tenemos identificado el problema, tenemos que estar preparados para contestar a estas y otras preguntas que nos hagan los bomberos porque de lo contrario corremos el riesgo seguro de que se nos queden todas nuestra ilusiones convertidas en cenizas. Tenemos que contar la verdad, estamos preparados para ello?

  6. Desde Teruel, concretamente desde el Matarraña donde escribo, siempre nos hace gracia, por lo triste de nuestra situación en este aspecto, cuando se piden mas infraestructuras desde comunidades ricas y, para mas inri, bien tratadas al ser vivero de votos… Lo siento… Ya lo he dicho…

    Y ojo, riojanos, no es nada personal, que yo también soy de la ribera. Simplemente es real.

    Para llegar a nuestro pequeño hotel puedes acceder por dos vías:

    -Desde una N-232 sin desdoblar, siguiendo un antiguo trazado creado y utilizado por los Carlistas, utilizado también (con todo el derecho pues no hay otro…) por tractores y demás parafernalia rural, sin apenas carriles lentos , con eternas rayas continuas porque el trazado no permite mas seguridad y, cuando ya ves el desvío esperan todavía 7Km. de carretera comarcal cutre que, por suerte, están arreglando.

    -O bien entre 15 y 20Km. (según de donde vengas) de pésima carretera, estrecha hasta el punto de ser peligrosa, llena de baches e irregularidades dignos de un buen París – Teruel, “arreglada” con gravilla suelta que, para el que no tenga el “placer”, es lo mas parecido a una mezcla de hielo y barro… Y esto con buen tiempo, sin heladas ni nieve, y sin que llueva, que todavía nos divertimos mas… 😉

    Pero, de momento y toco madera, los clientes siguen viniendo. Llegan, incluso, a apreciar “positivamente” la lentitud, prudencia, educación y sentido común (lo saben las compañías de seguros: en Teruel es mas barato) con la que conducimos (a la fuerza ahorcan, ¿no?) Admiran, y nos lo comentan, el paisaje ya que, a 40 – 70Km/hora, todavía se puede apreciar con seguridad.

    A veces me pregunto si con buenas carreteras tendríamos mas clientes o, por otro lado, se acabaría este “puntito” de aventura que tanto, al parecer, gusta a los visitantes de la zona.

    Espero que los bancos no se nos coman y poder seguir teniendo la oportunidad de escribir en este foro dentro de muuuuchos años pero a veces, papa estado y mama presupuesto, no aciertan del todo ¿O si?

    Un saludo a todos y, como se dice por allí, AUPA!!!

  7. Siempre recordaré aquella pista infernal que me condujo, por primera vez, a la Torre del Visco, en la comarca turolense del Matarraña. Ya hospedado, su propietaria, Jemma Markham, me dio una convincente explicación: si a nuestra masía llegara el asfalto sería una hostelería como todas las demás y nuestros clientes no la apreciarían. Casi veinte años después, la Torre del Visco sigue abierta y rebosa de salud en esta crisis que matará, sin embargo, a los que urgen infraestructuras públicas como única vía para salvarse del cierre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s