Parajes reales o paraísos de ficción

El lugar…. El no lugar… Un sí lugar / no lugar. Con lugar / sin lugar. Incluso la condición espacial de lo lugarizante. A veces, la ineluctable seña del lugareño. La lugaridad del espacio localizado o su quimérica incertidumbre. El germen local. La translocalización. Los localismos. Mi lugar, tu lugar, nuestro lugar.

Balzac.tv: Turismo. Espacios de ficción

Bares, qué lugares. Y cuánto juego de palabras para expresar la levedad de nuestro ser en relación con el espacio que ocupa, el espacio en el que vive y trabaja, el espacio en el que se divierte. Una reflexión así solo podía darse en Barcelona con ocasión de la muestra “Turismo. Espacios de ficción” presentada por el DHUB Barcelona. Al margen del flirteo sostenido ante la cámara por la presentadora del reportaje videográfico, las imágenes de esta interesante exposición y la entrevista a dos de sus protagonistas, el comisario Carlos Ipser y el arquitecto Vicente Guallart, nos aproximan al turismo del futuro y a la conducta cambiante de los turistas a lo largo de la historia. Con una similitud nada sospechosa, los entrevistados se refieren al valor de la estructura local en la ciudades y a la adaptación móvil de los complejos vacacionales debido a la incertidumbre existente sobre el devenir del planeta.

Internet provee en la actualidad de una serie de herramientas cada día mejor aprovechadas para incidir en las ciudades sin alterar su hábitat, incluso para favorecer mediante la geolocalización los flujos de tráfico y evitar así las aglomeraciones en sus principales hitos turísticos. Por otro lado, los resorts vacacionales serán más atractivos cuanto mayores condiciones de calidad medioambiental ofrezcan a sus huéspedes.

El colofón del vídeo presentado por Balzac TV –una nueva forma de entender la televisión– llega con el anuncio de un proyecto de resort flotante diseñado por el arquitecto danés Bjarke Ingels, basado en su tipología flexible y adaptable a los cambios tan acelerados que se están produciendo hoy en el mundo a causa del cambio climático y las oscilaciones políticas o económicas.

A los foristas implicados en el Proyecto Valparaíso les sonará mucho esta propuesta de hotel flexible sin capacidad de alojamiento determinada ni tamaño concreto de habitaciones, ¿no es cierto?

Fernando Gallardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s