Nuestro clúster de innovación echa a andar

La semana que viene tendrá lugar la firma ante el notario de Reinosa, Jesús Mantilla, de la Agrupación de Interés Económico (A.I.E.) La Ruina Habitada, o lologo_webinario_peq que es lo mismo, el clúster de innovación y cooperación hotelera surgido del Espíritu de Jávea. Su sede será la localidad de Porquera de los Infantes (Palencia), donde tiene su residencia quien esto suscribe. El clúster tendrá, pues, como base de operaciones la comunidad autónoma de Castilla y León, pero su ámbito de actuación se extiende a todo el Estado español, lo que lo caracteriza como el primero en su género dentro del sector turístico, ya que todas las AIEs creadas hasta la fecha se inscriben en el ámbito autonómico (y no quiero decir por qué).

En breve tendremos un subdominio propio dentro de este Foro, que se constituye en el medio de expresión preferencial del Clúster, y servirá para la comunicación y socialización entre sus miembros. Su acceso es exclusivo, a modo de red social propia, con un foro interno, calendario de actividades y proyectos, tablón de anuncios, módulo de intercambio y fidelizaciones, así como de herramientas para la puesta en marcha de los programas.

En el Foro, un epígrafe ad hoc apunta a la sección abierta del Clúster. Y en el cuerpo central seguiremos informando de las actividades que el Clúster desarrollará y puedan ser de dominio público. Por ejemplo, las jornadas de debate que se están convocando –una o dos al año– y el viaje iniciático que organizaremos los hoteleros miembros y su servidor cada fin de temporada.

El Clúster estará enlazado con el grupo de Facebook creado al efecto.

Definitivamente, la lista de los afiliados al Clúster de la Ruina Habitada es la que sigue:

1 Quintana del Caleyo Grupo Inversiones Industriales, S.A.
2 Casa Do Batan Antón Vázquez Rodríguez
3 Casa de los Acacio Casa de los Acacio, S.L.
4 Holos Proyectos Cuatro Estaciones, S.L.
5 El Secanet Salvador Estelles Luis
6 Les Cols Les Cols Pavellons, S.L.
7 Casa Doñano María Rosa Fisas Armengol
8 Ca’n Escandell Tony Escandell Guash
9 Casona de Alevia Iniciativas Turísticas de Alevia, S.L.
10 Huerta Honda Huerta Honda, S.A.
11 Fernando Iranzo Fernando Iranzo Placer
12 Inma Ranera Christie+Co
13 Ruralia Marketing y Turismo Rural, S.L.
14 Consolación Matarraña Lodge, S.L.
15 Echaurren Félix Paniego, S.L.
16 Embrujo Ana Ridao Cánovas
17 Fernando Terán Fernando Terán
18 Hotel Nautilus Canary Park Inmobilien, S.A,
19 Posada La Pascasia Sanabria 23, S.L.
20 Son Esteve Bernat Jofre
21 Can Verdera Can Verdera Invest, SL
22 Can Boix Joan Pallares
23 Fernando Gallardo Fernando Gallardo, S.L.
24 El Rodat Rodat Gestión, S.L.
25 EvadeHotels Eva de Aurora, S.L.
26 Palacio de Cutre Inversiones Lujasa, S.L.

Por supuesto, el Clúster dejará abierta la participación en las jornadas y los viajes de iniciación a todos cuantos estén interesados, aunque a precios distintos y en condiciones no privilegiadas. Cualquiera que lo desee podrá suscribirse a un módulo específico –barómetro de precios y ocupación hotelera, fidelización e intercambio de clientela, presencia en redes sociales y optimización de web 2.0–, pero no a los programas de ayuda estatales o internacionales.

Así queda el Mapa del Clúster.

Y como de bien nacidos es ser agradecido, ruego a todos los miembros que utilicen este mismo artículo (sección comentarios) para reconocer el ingente, paciente, tedioso y, a veces, descorazonador trabajo (dada la ineptitud burocrática de muchos departamentos administrativos) con que nos ha obsequiado Antonio Gómez, propietario de la Quintana del Caleyo y miembro de este Clúster, en sus gestiones de muchas horas para la constitución legal de la A.I.E. No ha sido fácil reunir a todos los firmantes en torno a la mesa notarial, sobre todo cuando la mayoría de los miembros han hecho delegación de su firma. Fernando Terán, a quien se ha apoderado para asistir al acto protocolario de la firma, la oficial de la notaría de Reinosa, Angelines Argüeso, así como su titular, Jesús Mantilla, se merecen nuestro reconocimiento.

Fernando Gallardo (@fgallardo)

La tiranía del presente

tirania_tiempo“Una de las cosas que ha puesto de manifiesto la crisis económica es que como sociedad somos bastante idiotas y una de las consecuencias evidentes de la tiranía del presente, es decir, del corto plazo, del consumo inmediato, es que el futuro ha quedado totalmente desatendido”. Son palabras de Daniel Innerarity en la presentación de su libro El futuro y sus enemigos. Una defensa de la esperanza política (Paidós).

En los últimos días he tenido la oportunidad de conversar con distintos hoteleros en relación a sus planes de futuro (?) o, más bien, a debatir en torno a cómo salir delante de este panorama desalentador. Porque el desánimo impera, y en casi todas las conversaciones aprecio una desaceleración en sus proyectos hasta casi detener la marcha. Y, lo que es más grave, una regresión hacia la búsqueda de respuestas en modelos más tradicionales que eviten riesgos innecesarios.

Quizás los manuales del “Hotelero que quiere afrontar la crisis y salir (airoso) de ella cuanto antes” dicen eso, pero creo yo que la postura a tomar en estos momentos es más bien la contraria. Y creo que esta opinión es compartida en este Foro por casi todos, aunque no está nunca de más insistir.

Si extrapolamos las palabras de Innerarity y afrontamos su aplicación al sector de la arquitectura hotelera extraeremos como conclusión que no podemos pensar en abordar la construcción o reforma de un hotel si pensamos en el corto plazo, en lo que nos demandan los clientes hoy. Debemos pensar sobre todo en los clientes de mañana, y no en sus necesidades, sino en la manera de sorprenderles con experiencias profundas; y eso se consigue allanando el futuro en creatividad y en innovación, espantando esa dictadura del presente que nos impide recuperar la confianza en lo que está por llegar. El riesgo reside en no apostar por la salida hacia futuro; el horizonte siempre está adelante aunque nunca lo alcancemos.

Es nuestra responsabilidad.

Jesús Castillo Oli, arquitecto

Un lazarillo en nuestro laberinto

QR S verde

Este extraño laberinto hace apenas dos años habría sido interpretado como un signo cabalístico. Hace cinco siglos, seguramente un marchamo de brujería, algo diabólico e inquietante. Hoy todo el orbe sabe que se trata del código QR (Quick Response), alter ego del popular código de barras, pero más potente y ergonómico a los ojos de las cámaras integradas en los teléfonos móviles. Es la seña innovadora que nos define.

Este cuadratín pixelado no es un ditirambo, sino que identifica por sus señas al Clúster de la Ruina Habitada. Propongo que el forista tome su teléfono, apunte hacia la pantalla y obtenga una fotografía del cuadro. A continuación, descargue un lector de código QR entre los varios que se ofrecen en la red (por ejemplo, el Kaywa) y curiosee sobre lo que le aparecerá escaneado en su móvil: los datos de contacto de nuestro clúster, a guisa de tarjeta de visita. Porque esto es lo que va a ser el anagrama QR: una tarjeta identificadora de nuestra existencia, la firma de nuestra actividad profesional, la llave de acceso a muchas cosas en el futuro.

A partir de ahora veremos una estampilla QR en la columna derecha de este Foro, debajo del listado de los miembros del clúster, para que nadie se pierda por sus vericuetos.

Las aplicaciones de este código son tan ilimitadas como insondable es la imaginación humana. Sirven en los supermercados para el marcado, inventariado, etiquetado, contabilidad y venta de los productos. Los comercios que frecuenté el año pasado, durante mi periplo por Japón, exhibían todos la etiqueta al pasar por el láser de caja. Amigos míos o contactos profesionales me mostraban una placa con el garabato y me incitaban a fotografiarlo para obtener inmediatamente en mi móvil sus datos de contacto en lugar de la vulgar tarjeta de visita.

hotelQROtras aplicaciones lúdicas de este grafismo se han ido generando en todo el mundo, incluida España. La Vanguardia ha organizado juegos entre sus lectores geek. Se convocan incluso instructivos concursos de… QR cuentos, algo así como unos microrrelatos. Hasta Pepsi lo ha utilizado en una campaña de publicidad. Lo último de lo último es un proyecto de hotel en Dubai  (no podía ser en otro lugar) en cuya fachada se ofrece con código QR la información práctica del establecimiento.

Nosotros pretendemos ser serios y rigurosos en la utilización de este invento. Creemos que puede resultar muy práctico para resolver la tan cacareada molestia del registro en los hoteles, que dificulta esa liturgia de la bienvenida que hemos proclamado en diversas ocasiones desde este Foro y en las anteriores jornadas de La Ruina Habitada. ¿Por qué no lanzar a través de la web una estampilla QR en el momento de formalizar la reserva y que un lector reconozca el teléfono móvil de los viajeros a su llegada al hotel, como hoy se estila en los forfaits de las estaciones de esquí?

En la práctica innovadora que nos hemos propuesto con la constitución del Clúster de la Ruina Habitada, éste será uno de los objetivos que tendrán una prioridad tecnológica. No para ser más snobs que nadie, no por apuntarse gratuitamente a la modernidad, sino porque van a ser estas herramientas las que posibiliten un cambio de concepto en la hotelería del futuro. Tecnología que facilitará y dará vida a las liturgias de los sentidos.

Fernando Gallardo (@fgallardo)

El viajero solitario

Aunque todos nacemos y morimos solos, el viajero es uno de los seres patéticamente más desprotegidos de la especie humana. Tanto es así que la evolución darwiniana ha propiciado la aparición de una subespecie gregaria llamada “turistum pateticum”, no catalogada por los creacionistas, que atraída inexorablemente por el aroma emanado de ciertos lugares llamados “turísticos” –de ahí el nombre de la subespecie– requiere del auxilio permanente de un elemento director y cohesionador conocido como “guía”, que hace las veces de político nacionalista capaz de congregar a su alrededor a los que no encuentran otro norte que el que se les indique.

Se alimentan, sobre todo, de las imágenes captadas por sus cámaras fotográficas, siempre las mismas, y que ya han visto en sus manuales de instrucciones llamados “folletos”, que adquieren la importante velocidad de crucero de unos 150 flash por persona y día. Su andar apresurado y locuelo les impide saber con claridad dónde se encuentran, por lo que más tarde sufren algunos síntomas de confusión y perplejidad al desconocer exactamente qué lugar han visualizado, que no visto, en el trascurso de su compleja y laboriosa jornada de recolección de imágenes.

Como el talante de muchos seres humanos no cuadra con esta peculiar idiosincrasia del rebaño pero continúan en su soledad sempiterna descubriendo y disfrutando, aunque laboriosamente y con algunos errores de cálculo, de nuevos y maravillosos lugares es por lo que nace, realmente, el clúster de innovación hotelera de La Ruina Habitada.

Creado y pensado por seres de talante independiente, lo que no les exonera de su atosigante soledad y la consiguiente necesidad de financiación, saben comprender al viajero que se adentra entre los vericuetos digitales de Internet y le ayudan a diferenciar entre los cantos de sirena de miles de webs reclamando ser los mejores hoteles para dormir en su seno o los que actuarán como auténticos anfitriones sugiriendo los caminos más interesantes, las posadas más lustrosas y los lugares, que por suerte, nadie sabe que son turísticos.

El viajero escogerá finalmente su camino, pero sabe que el alma de su anfitrión le acompañará hasta la que ya será para siempre su próxima guarida. Ojala que la de uno de los nuestros. Si así lo hace nunca estará solo. Será recibido como auténtico compañero de fatigas y la información que nos transmita se guardará celosamente para ser confiada al próximo viajero que la solicite, y la que él demande se le entregará con generosidad.

Solo así, si somos ese lugar que todos añoramos encontrar cuando viajamos por lugares que no conocemos y queremos descansar, comer, beber y charlar entre iguales, será como cambiará definitivamente el duro destino del viajero que, finalmente, acabará visitando a esos amigos que tienen un hotel en cualquier lugar, no importa donde, pero que te esperan para saludarte y no solo para mejorar su RevPar.

Nacho Latorre, hotel Valle de Oca

Programa de cooperación hotelera

Saludamos a un nuevo asociado del Clúster de La Ruina Habitada, que será constituido legalmente en septiembre, cuando sus miembros firmen ante notario su vinculación definitiva con esta entidad que surge con la puesta en marcha del denominado cooperacion2Espíritu de Jávea. El nuevo asociado es el hotel Nautilus Lanzarote, miembro a su vez de la red de Hoteles del Arte y destacado adalid de la sostenibilidad en el turismo.

Según lo expresado en el formulario de inscripción, el hotel centra su gran interés en los aspectos y rutinas de innovación tecnológica que han impregnado el programa estratégico del clúster. A tal fin demanda una referencia precisa a este tema en este Foro. Así, su responsable de márketing, Borja Vigil, nos ha señalado en su escrito que “para los hoteleros individuales que estamos batallando sin tener departamentos de informática en plantilla es fundamental contar con un apoyo externo que estudie en común las estrategias relativas a Internet, nuevos canales de venta, posicionamiento, redes sociales, etc.” Así quiero rubricarlo aquí para que todos los asociados conozcan al dedillo el programa del clúster, ya explicado en anteriores artículos y vociferado en las reuniones virtuales que hemos celebrado hasta la fecha.

Los fundamentos del programa se basan en los siguientes puntos:

  • Innovación. Porque innovar es la baza necesaria para salir de la crisis hotelera.
  • Cooperación. Porque trabajar en red es obligado en la sociedad del conocimiento.
  • Inteligencia. Porque la cultura empresarial exige comprender e interiorizar los procesos que trenzan la cadena de valor.
  • Identidad. Porque el diagrama orbital prevalece hoy sobre la jerarquía piramidal. En un diagrama orbital todos los nodos colaboran sin perder su identidad. Las empresas compiten no para ser la mejor, sino para ser diferente.
  • Debate. Porque confrontar ideas es darle la vuelta al pensamiento y eso ayuda a razonar.
  • Propuestas. Porque el “espíritu de Jávea” se merece un después… Un alumbramiento organizativo.

    Así pues, el programa del clúster se concreta prioritariamente en estos puntos:

    1. Arquitectura de los Sentidos

    Objetivo:
    Financiación de un laboratorio donde se generen y prueben nuevos conceptos arquitectónicos aplicados a la hotelería.
    Medios:
    El plan Avanza y otros planes de la Administración pública contemplan dotaciones para el desarrollo de herramientas en 3D y otras muy diversas innovaciones tecnológicas.

    2. Modelo de predicción turística

    Objetivo:
    Crear un barómetro de ocupación y precios con algoritmos predictivos a través de las webs hoteleras.
    Medios:
    Análisis de K-medias y redes neuronales que aportarán la empresa tecnológica GdTIC y la Universidad de Oviedo.

    3. Intercambio de clientela

    Objetivo:
    Una base de datos de clientes conectada al booking de cada hotel y segmentada por nichos para:
    a) incitar a los clientes del hotel X a convertirse en clientes nuevos del hotel Y
    b) sumar a éstos los amigos y parientes en red social
    c) listas referenciales de clientes
    d) desvío de clientes a otros hoteles cuando hay lleno en el propio.
    Medios:
    Tecnología push susceptible de ser financiada por un plan Avanza.

    4. Nuevos productos asociados

    Objetivo:
    Creación de rutas, eventos o actividades compartidas entre hoteles con vinculación geográfica o tipológica.
    Medios:
    Estímulo de iniciativas a través del Foro de la Ruina Habitada y de las redes sociales que sean financiadas por programas regionales.

    5. Asesoría, seminarios y cursos de formación tecnológica

    Objetivo:
    Celebración de encuentros, debates y programas docentes virtuales o presenciales encaminados a resolver el déficit tecnológico existente en la hotelería. Asesoramiento experto sobre herramientas tecnológicas, utilización de recursos en red, márketing de redes sociales, SEO, SEM y varios.
    Medios:
    Incentivos regionales a la innovación y capacitación tecnológica.

    Conforme el clúster vaya consolidando estos epígrafes se añadirán a lo logrado otros objetivos tecnológicos y de cooperación que fortalezca su actividad. Siempre, claro está, con las aportaciones y sugerencias de sus asociados.

    Fernando Gallardo (@fgallardo)

  • El motor geográfico del clúster

    mapacluster El Clúster de la Ruina Habitada avanza en su constitución legal. Las últimas diligencias después de la reunión virtual del pasado 10 de agosto ha sido solicitar la reserva de nombre en el registro correspondiente, y esto ya ha sido concedido. El siguiente paso será gestionar la firma ante notario de esta agrupación mediante la presentación de los poderes que están siendo recabados de cada miembro por gentileza de Antonio Gómez, propietario de la Quintana del Caleyo (Asturias).

    A fin de tener una imagen más nítida de quiénes forman parte de este clúster inicialmente, hemos confeccionado un mapa con la aplicación de Google Maps:

    Mapa del Clúster de la Ruina Habitada

    Con él se podrá seguir al instante la composición empresarial y  la dispersión geográfica de esta agrupación hotelera. Animo a cada uno de sus miembros a que compulse sus datos en el mapa, pues más de uno se llevará una sorpresa de cómo gestiona la geolocalización de su establecimiento. Si encuentra aquí algún error, imagínese qué estará encontrando sus clientes cuando aborden el modo de llegar hasta él… Esperemos que esta imagen sirva para mejor su localización a través de Internet.

    Fernando Gallardo (@fgallardo)