Hoteles para bicicletas

bicienlahabitacion Si en el artículo anterior debatíamos acerca de la idoneidad de aceptar niños en un hotel, ahora quiero plantear lo mismo a nuestros foristas más intelectuales sobre el mundo de las dos ruedas.  Y para eso se hace necesaria una pregunta equivalente: ¿prohibirías que alguien se subiera la bicicleta a la habitación?

Es innegable que la afición ciclista ha aumentado sobremanera en los últimos años en las ciudades denominadas slow y en la montaña. Amsterdam es un auténtico parque temático di bicicletas y Copenhague, con una temperatura no precisamente mediterránea, ya tiene a la bicicleta como el principal medio de transporte de sus ciudadanos. Nada menos que el 55% de los desplazamientos urbanos se hacen allí en dos ruedas. Cuando circulé por sus calles, hace dos años, recordé cómo era esta ciudad nórdica cuando la visité por primera vez, 30 años atrás, invadida totalmente por automóviles contaminantes y atascos importantes en todas partes.

La bicicleta hoy se ha afianzado en el ideario colectivo como un instrumento de las sociedades avanzadas. Es, más que un medio de locomoción, el icono de una nueva filosofía de vida, una bandera de libertad y de higiene personal. El estadio de desarrollo de una ciudad ya no se Sigue leyendo