El cóndor pasa, el milano se queda

Parque Nacional de las Torres del Paine

Chile va a cambiar la vida de muchos. No es casualidad lo que está sucediendo, sino el fruto de mucha ilusión, una gran dosis de curiosidad, serenidad y templanza suficientes… y esa pasión que nos hace vivir cada día un poco más y un poco mejor. Mi idilio con el país andino comenzó un 31 de julio de… ¿Para qué dar fecha? La room mate de mi novia de aquel entonces, a fuerza de compartir muchas horas de pisito de estudiantes en Madrid, me convenció para emprender un viaje por la Araucanía y visitar su padre, ex ministro de Educación, en la metrópoli chilena. Anduve un mes por la región de los Grandes Lagos en contacto con los indígenas mapuches y sus tradiciones de insurgentes, beodos o nigromantes aniquilados. Un año después regresé en compañía de dos colegas periodistas por el confín planetario de los fiordos magallánicos. Esta vez, el viaje constituyó una expedición en toda regla de tres meses de duración que nos llevó a Sigue leyendo