El brillo desvaído de una llaves doradas

Sinceramente, me encantan los conserjes que aparecen en este vídeo. Sus gestos, su expresividad, su calidez, la pulcritud de su atuendo, la alta exigencia de su formación, el apoteósico círculo experiencial de sus servicios. Me encanta tener un asistente personal que me entienda mejor, por ahora, que Alexa. (Perdóname, Siri, sé que me vas espiar este comentario y me lo harás pagar la próxima vez que te consulte cómo llegar a Saskatchewuan). Me encanta Sigue leyendo