Los réditos turísticos del teletrabajo

Al hilo de la Covid-19, 36 millones de nuevos teletrabajadores europeos podrían visitar España en los próximos años fuera de sus habituales fechas de vacaciones. El confinamiento vivido durante esta pandemia ha entrenado al 40% de la población trabajadora en las artes del oficio a distancia y ha permitido a las empresas el acceso a unas métricas de productividad que jamás se habrían permitido obtener sin el forzoso parón económico a escala global. Los beneficios no se han hecho esperar: el teletrabajo ha sido más productivo para las empresas y confortable para los empleados. Solo en ahorro de espacio y equipos ofimáticos, mantenimiento, agua, luz, wifi, limpieza y en comedor o vales comida, una empresa media en Europa puede ahorrarse más de 2.000 euros al año por empleado. Sigue leyendo