Wifi o agua caliente, ¿qué importa más?

agua calienteMe sorprende que a estas alturas del siglo XXI todavía haya hoteleros cuyas ideas sobre el acceso inalámbrico a Internet —la wifi, en lenguaje coloquial— se asemejen a la innovadora propuesta de César Ritz de engastar un cuarto de baño en la habitación. Ese lujo pasaría hoy por el sarcasmo de una pensión de mala muerte, pues no es concebible la categoría de hotel sin esa pieza fundamental para las abluciones de los huéspedes. ¿Tendremos que esperar un siglo a que se demuestre que la wifi gratis, es decir, incluida Sigue leyendo