España ocupa el lugar 32 del Índice Global de Innovación

Innovación, innovación, innovación…! Nos hemos cansado de pregonarlo por todo el mundo. Lo hemos vociferado, cantado, poetizado, declamado, razonado y aun nos entregamos a la causa común de celebrar unos #microdebates en las ferias turísticas españolas y en la universal calle Twitter. Si después de esto no interiorizamos que, sí o sí, debemos innovar para sobrevivir es que estamos sordos o no queremos seguir viviendo.

Esto es lo que viene a decir el profesor del INSEAD, Soumitra Dutta: «la innovación es un elemento clave en el crecimiento económico, tanto en los países desarrollados como en las economías emergentes, ya que ha sido ésta la razón por la que vivimos en los niveles de prosperidad sin precedentes. Pero la innovación no se consigue sin inversión de tiempo, esfuerzo y recursos humanos y financieros». Ello, en la presentación del denominado Índice Global de Innovación que propone la escuela de negocio INSEAD.

Los datos son esclarecedores y ayudan a dibujar el mapa del futuro. Suiza, con 63,82 puntos sobre 100, encabeza la lista de las 125 naciones más innovadoras del mundo, seguida por Suecia y Singapur. El ránking de los 10 países más innovadores lo completan, por este orden, Hong Kong, Finlandia, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá, Holanda y Reino Unido. España se halla en el puesto 32 y su nivel de innovación es de 43,81. Es decir, ¡suspenso! O… no progresa adecuadamente. De poco sirve argumentar que nuestro país encabeza la lista de naciones iberoamericanas, en quienes Sigue leyendo