La vorágine informacional

A partir de mañana, miércoles, se celebra en Madrid el 18º Congreso Internacional de la Word Wide Web que coincide con el 20º aniversario de su nacimiento. Como antiguo informático profesional, sigo conectado emocionalmente a las tripas de este maravilloso mundo binario que potencia nuestra más exclusiva capacidad animal -la acumulación consciente y organizada de información- hasta los límites donde nacerá un nuevo ser humano informacional.

Cuando empecé a conocer la informática (1970) solo era un pequeño universo mágico desconocido por la sociedad. Resultaba una auténtica aventura filosófica acercarse a los límites últimos de cualquier toma de decisiones para poder simular, en una máquina conceptualmente sencilla y con solo dos opciones de pensamiento (0 y 1, on y off), mecanismos complejos de razonamiento que podrían llegar a imitar la inteligencia humana. A menudo las personas ajenas a nuestro pequeño universo digital nos veían discutir a viva voz, de tú a tú, con aquellos enormes monitores que nos conectaban con el ordenador central; pensaban que estábamos un poco locos porque hablábamos con aquellos armatostes.

Lo cierto es que los insultos al monitor, e incluso los golpes, eran una constante en nuestro mundillo y siempre por la misma causa. Sabías a ciencia cierta que tú te habías equivocado y él nunca se equivocaba; y eso cabrea.

Y aunque la tecnología ha progresado exponencialmente, la mayoría de los conceptos informáticos que se manejan en la actualidad ya existían en aquella prehistoria digital y avanzan, parece que de forma inexorable, hacia lo que ya sufríamos nosotros: una forma de inteligencia que está diseñada por ti, pero que es capaz de superarte en casi todos los aspectos. Por eso resulta imprescindible estar al día en las nuevas expresiones que nos acercan a una forma de inteligencia artificial (IA) que gestionará gran parte de nuestro mundo real.

La  lógica difusa, la minería de datos, las redes sociales, la delincuencia informática, los metabuscadores, la piratería social son algunos de los nuevos galimatías semánticos con los que deberemos convivir para saber utilizar sus ventajas y prevenir sus inconvenientes y así estar un paso por delante de los problemas pero también de las oportunidades.

Sugiero aprovechar que este evento se realiza en Madrid (España) para intentar absorber la mayor cantidad posible de la información mediática que se produzca y digerirla todos juntos. Puede que al principio muchas ideas nos confundan, pero al final las palabras modelarán nuestro pensamiento y podremos vivir con naturalidad en el mundo virtual que nos espera/rodea.

Nacho Latorre, hotel Valle de Oca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s