spa intimista

El spa de un hotel cumple dos funciones esenciales. La primera, en pura lógica, tiene una utilidad terapéutica, reconstituyente a veces, curativa otras veces. La segunda es lúdica, relajante, hedonista. Esta última no es la más importante en la vida, pero sí en el contexto del hotel, cuya estancia está configurada por una experiencia emocional. En consecuencia, la instalación termal de un hotel debe reflejar un diseño exigente, intimista, mitigador en su propuesta lúdica, poderoso en la terapéutica. Como acredita en la estación alpina de Méribel, el hotel The Lodge, Château Smith Haut Laffite

Cálida penumbra termal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s