Abraza la belleza

NautilusHace unos días tuve el gusto de departir con Enrique Loewe acerca de la belleza y la fealdad, referida al turismo y a la vida en general. Compartimos la presentación de los Másters ESCO en Málaga, los mismos que me había tocado impartir en enero de este año sobre innovación turística, en Granada. Alumnos y cuerpo docente, reunidos en el patio solemne del nuevo museo Thyssen de la capital malagueña, esperaban quizá una disertación sobre el lujo en tiempos de recesión económica. Especialmente cuando mi alocución había discurrido por los bandullos del modelo turístico low-cost en España. Pero no fue así.

“Abrazad la belleza”, reclamó Loewe desde el estrado. “Estudiéis lo que estudiéis, hagáis lo que hagáis, sed sensibles al ideal de belleza que convertirá vuestras profesiones en un ejercicio gozoso y creativo. Sed exigentes con vuestro entorno, pregonad el gusto por las Sigue leyendo