Un completo de rusticidad

Veo, veo. ¿Qué ves? Una cosita. ¿Y qué cosita es? Un hotel que empieza por la…

Iniciamos una nueva sección en este Foro que pretende analizar lo que vemos, solo aquello que vemos. Es, según una encuesta realizada en el marco de las Jornadas de Jávea, el sentido más valorado por la clientela de los hoteles que han participado en esta experiencia.

La vista nos aportará un elemento de reflexión. ¿Qué significa ser distinto, competir por ser distinto? ¿Estamos seguros de marcar diferencias cuando decimos que todas las habitaciones de tal o cual hotel han sido decoradas con su propia personalidad? ¿Nos gusta lo que vemos? O, ¿en qué medida nos disgusta?

La sección quiere abrir el debate sobre eso que vemos, nos guste o no. Para abrir los comentarios, nuestro arquitecto de cámara, Jesús Castillo Oli, autor de La Ruina Habitada, transmitirá su impresión personal acerca de unas imágenes de hoteles que no serán de ningún modo identificados. Así no heriremos a nadie…, pero sí le invitaremos a repensar su hotel.

A jugar…!

Un completo de rusticidad

rotes_9

Jesús Castillo Oli, arquitecto: “La habitación responde plenamente al modelo neorural. A destacar las camas de hierro forjado (de imitación claro), la bonita lámpara de mesa de hierro forjado (nuevamente de imitación), el solado de gres colocado a cartabón con junta de un centímetro de cemento, el forjado de vigueta de madera y revoltón, la carpintería de madera con cuarterones (echo de menos el visillo de la abuela)… Los muebles, sin embargo, sí que mantienen el cojincito y el paño como Dios (o la abuela) manda. Y las colchas-jarapas, como siempre, aportando esa interesante nota de color. Al fin, la tecnología… Una pantalla de plasma que te crió de frente a la cama. O sea, un completo de rusticidad con toda su piedra vista.”

10 comentarios en “Un completo de rusticidad

  1. Hay que ver las cosas tan divertidas que se escriben este Foro. También veo buena voluntad, dedicación, presupuesto limitado, muchas ganas de gustar y – ¿por qué no? – de comerse el mundo, cuando muy probablemente será al revés, si no lo ha sido ya.Y es que lo que no contaba ese orgulloso propietario rural era que el mismo político que le dio el permiso, una palmadita en la espalda – “tú vales, hombre, ojalá hubieran muchos como tú y blablabla ” – fuera el mismo que condenara a muerte el encantador establecimiento dando tropecientas licencias de hostelería rural más en la misma zona, sin tener ningún masterplan sectorial que lo avalara y condenando a muchas familias a quedarse sin patrimonio…Perdón por ponerme serio – es un defecto, lo asumo – pero yo no veo una habitación: yo veo la persona, sus inquietudes, sus miedos. Y los miedos, sin duda, ahora son muchos. Quizás demasiados. Feliz Semana Santa a todos. Trabajad mucho, si podéis, porque el banco no pregunta si el político ha dado licencias ” a posteriori” o no. Lo dijo Inmaculada: trabajo, trabajo, trabajo….Apostillo: Segmento, Segmento, Segmento y, por suspuesto, Sentidos, Sentidos, Sentidos. Así venceremos la crisis, al cabeza de chorlito de político – hay muchos, os lo prometo – y a ese ávido banquero al cual le ha gustado siempre vuestra finquita.
    Repito, perdón por ponerme serio. Un beso.

  2. Para ser un completo de rusticidad, le faltaría el fuego del hogar. ¡Cuánto ganaría si en lugar de la tele hubiera una esquinita donde poder sentarse o tumbarse, por qué no encima de una alfombra en el suelo, disfrutando a la luz de la candela …!

  3. Fernando/Jesús: enhorabuena por la iniciativa!!! Me parece una idea fantástica, divertida, original, de la que todos podemos aprender. Jesús, gracias por el tiempo que le vas a dedicar a este análisis visual.

    Mi admiración vaya por delante Señores!

  4. Me uno a Inma, genial por la iniciativa….. y sobre todo, porque me siento más cercana a participar.
    Veo ganas de transmitir el tan “usado” toque natural y rústico, pero sobre todo veo una gran ausencia del trabajo de un profesional.
    Nunca se nos ocurriria operar a nuestra prima de la rodilla solo porque hemos visto mucho las series de hospitales que ahora tanto abundan en la TV, y además no nos asusta la sangre…. enviariamos a nuestra prima al medico.
    A la habitación no le falta detalle, quizás alguna pasamaneria de paja, pero sobre todo lo que le falta es coherencia y le sobra horas delante de revistas de casas de campo…..
    Le falta sensaciones conquistando los sentidos, a través de texturas, colores y olores.
    Huy, creo que me he desviado, el tema era VEO VEO…. pero es que lo siento, no veo nada…..

  5. Una de las ideas que ronda por mi cabeza es la fecha de caducidad de cada ambiente decorativo y este ejemplo neo-rural resulta muy claro por su insistente artificiosidad. Sin embargo, demasiadas opciones decorativas que fueron actuales/agradables en su momento, pueden resultar insufribles 10 años después y volver a la moda otros 10 años mas tarde (sobre todo si están desarrolladas con calidad); y mas ahora que las vanguardias culturales y la tecnología exhiben una altísima velocidad de crucero que reduce estos plazos a la mitad.

    Cuando comenzaba a pensar en un hotel “diferente”, en pleno desarrollismo de los 80, que tenían el aluminio y el terrazo como insufribles referentes de modernidad, me interesaba ayudar a conservar el poco patrimonio cultural que quedaba de la tradición rural, agrícola y ganadera de nuestro país y respetar, lo mas posible, las esencias de algún cortijo andaluz, caserío vasco, masía catalana… que de alguna manera me acercaban a la naturaleza –a la que amo-. Colocar utensilios, materiales y técnicas de construcción a la vista de todos para no olvidar una época cuyo espíritu aún seguía vigente en demasiados lugares. Los mesones se encargaron de esa labor “museística” y nos saturaron a todos con sus guadañas, yuntas de bueyes y ruedas de carro colgadas en muros de ladrillo o piedra (todavía algunos insisten en la actualidad). Pero, en su momento, aquellos elementos típicos resultaron atractivos para el turismo extranjero y eran, en ocasiones, mas agradables que los bares que se modernizaban plantando azulejos de baño en las paredes y aluminio anodizado en los ventanales.

    Ahora mismo parece que están de actualidad las duchas-lluvia o los grifos-caño imitando una fuente natural. ¿Qué opinaremos de todo ello cuando se desarrolle la tecnología de la micro-aspersión en cabinas con limpieza, masaje y secado automáticos? ¿Seré criticado en el 2015, y presentado como mal ejemplo en algún foro, por haber colocado chimeneas de leña en vez de gas y haber sucumbido al arcaico atractivo de la llama natural en vez de la pureza de líneas, comodidad, limpieza y también ecología del gas?

    Me gustan la piedra, el hierro, la madera, el aire, el fuego, la lluvia… y creo que no se deberían olvidar en el hotel de los sentidos (aunque no combinados al estilo neo-rural).

    En esencia todavía soy un mamífero bípedo, depredador y bastante carnívoro y que solo sabe, conn certeza, que tiene que morir.

    Protegedme mientras duermo; porfa.

  6. Lo siento amigos del Foro, personalmente pienso que no es acertada esta sección, no estoy de acuerdo con ella y siento que Jesús se preste a hacer su análisis visual. Debemos respetar cada planteamiento que nos encontramos en nuestra vida profesional porque cada uno tiene detrás una historia personal que desconocemos.

  7. Fernando, tienes razón en cierta parte…. incluso yo misma despues de publicar mi opinión, me surgieron dudas por las formas en que me exprese y pensé en el propietario del hotel …..
    Es cierto que cada obra tiene su historia, pero tambien es cierto que esta sección si os puede ayudar a analizar hacia donde quereis llegar en vuestros hoteles, hacia donde teneis que dirigiros para tocar la sensibilidad de vuestros clientes….
    No lo tenemos que tomar como critica a lo que vemos, si no como análisis para conseguir lo que queremos ….

  8. La razón de existir de esta sección me la dio El Pocero de Seseña. Yo desconocía su historia personal, por lo que mal podía imaginarme que su iniciativa inmobiliaria tenía afanes de Robin Hood. Respeto, en consecuencia, el planteamiento que se encontró en su vida profesional, máxime cuando se trata de dar alojamiento a los pobres. Pero ello no me impide calificar su urbanización seseñil de auténtico bodrio, en uso de mi libertad de palabra. Tampoco me callo a la hora de tildar su (baja) cultura empresarial como pelotazo en toda regla, por muy legal y lícito que sea.

    Siempre he creído que las cosas habrían de ser llamadas por su nombre.

    Y añado que esta sección omite deliberadamente el nombre del establecimiento turístico fotografiado y sus propietarios con la intención de no herir susceptibilidades.

    La idea es tan pulcra y desinteresada que el arquitecto Jesús Castillo Oli emite sus opiniones sobre la imagen que yo le presento sin identificar ni el establecimiento, ni su dueño. Por lo que esa “historia personal” seguirá a buen recaudo.

    Mi intención aquí es promover otra mirada sobre los espacios que habitamos. Introducir otro prisma en la visión de la arquitectura. Repensar lo que vemos para sentirlo de otro modo. Y suscitar un debate abierto acerca de cómo mira un arquitecto y cómo miran nuestros ojos.

    Por supuesto, con todos los respetos. Ya lo ha dicho nuestro forista Fernando Terán: “debemos respetar cada planteamiento”. Y el de esta sección es uno más de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s