El valor menguante del ornato

Segunda entrega de la sección veo-veo. En ella, el arquitecto de cámara de nuestro Foro valora la imagen, de la que no conoce a qué hotel pertenece, ni quien ha sido su arquitecto o su decorador, ni siquiera en qué latitud se encuentra, así como tampoco otros detalles o características del establecimiento propiamente dicho. La reflexión que pretendemos con el veo-veo, antes que criticar malévolamente un hotel o proyecto de hotel, quiere ayudar a comprender mejor las claves de la Arquitectura de los Sentidos y poner el foco en los detalles espaciales que deben ser tenidos en cuenta a la hora de regentar un negocio hotelero con la perspectiva de atraer a la clientela del siglo XXI, cuyos comportamientos difieren sustancialmente de aquella que ha venido ocupando los hoteles durante el siglo XX.

embrujo 

Jesús Castillo Oli, arquitecto: “Al ver ese excéntrico sofá y esas sillas Luis XV (con un digamos contemporaneizante estampado) me viene a la memoria aquella recurrente escena casera de todos los portales de nuestras décadas de mocedad. El espacio, atribuible a una zona de estar o entrada original de un hotel de nuevo cuño, lo encuentro excesivamente ornamentado, con algún problemilla añadido de distribución. Supongo que esas dos puertas pareadas corresponderán a los aseos (?)… Si es así, no creo que ésta sea su mejor ubicación, junto a un lugar evidente de reunión visible para todo el que permanezca allí sentado frente al espectáculo mingitorio. O quizás no me he dado cuenta y las sillas en realidad son una instalación de rabiosa actualidad… (por tanto, se ven pero no se tocan). Las rayas de la pared no aportan nada. Y qué decir del mural que preside las sillas. El gran arquitecto Adolf Loos ya lo apuntó a principios del siglo XX: “la evolución cultural equivale a la eliminación del ornamento del objeto usual”.

7 comentarios en “El valor menguante del ornato

  1. Parece un hotel italiano o francés de nuevo cuño, con un diseño cargado de ostentación superflua, cosa que también es bastante alemana, por cierto. Es un gran hotel de geeks del diseño. Disiento con mi arquitecto en que el mingitorio debería ser casi público, a la vista de todos. En un gran cubo o rectángulo de cristal. Pero para que la intimidad se pudiera conservar, por las paredes de cristal correría agua continuamente. Sería el no mingitorio…

  2. No creo sinceramente que con una fotografia o en este caso una infografia tengamos la suficiente información como para poder hacer un análisis del espacio que vemos. Y sobre todo en este caso, es un espacio que todavia no es real, porque no existe…..
    Evidentemente si no conocemos la zonificación del espacio (planos) no podemos critircar la ubicación de las zonas, Y si esto es la recepción de un hotel? Y esas puertas son los despachos de dirección y de administración? si parece lógico entonces colocarlas junto a la mesa donde el cliente se sienta para charlar con el director cuando llega a ese hotel, donde se le dará la bienvenida de una forma más familiar que detrás de un mostrador. Seguramente esta es una premisa que se señaló en el momento de empezar a diseñar por parte de el propietario de este hotel.
    Igualmente, tambien puede ser que otra premisa sea la unión del pasado reflejado quizás en la fachada del edificio con el interior del mismo, por eso esas sillas que nos recuerdan a otros tiempos……. Por la misma razón de unir exterior con interior sea el uso de esa escultura de acero corten (usado en fachadas …. quizás) que es posible que represente la esencia el hotel, esa que sus propietarios quiren trasladar a su cliente cuando llega???…..
    Es posible que haya agua dicurriendo por algún lugar, que en esta infografia no se aprecia, y por supuesto nos se escucha…??? quizás algunos aromas, esencias en la estancia… es posible que todo ello nos llegue a través de los sentidos y nos transmita sensaciones buscadas en las premisas del interiorismo del hotel?????

    Seguramente si se viera el todo del proyecto se entendería mucho mas algunos de sus conceptos. Seguramente si se conociera las necesidades y premisas marcadas en el anteproyecto por parte de los clientes se llegaría a la conclusión de que eso era lo que que querian…… Cada hotel debe tener esencia en si mismo, y viene marcada por sus propietarios, sobre todo en hoteles pequeños y “con encanto” debe estar muy reflejada lo que pide el cliente, por lo menos es asi como yo lo entiendo, cuando abordo un proyecto.
    Quizás este hotel carezca en otros espacios de ornamentos superfluos?, quizás el conjunto esté formado por cajas individuales que nos recuerdan a la distribución de antiguos cortijos almerienses…. completamente limpias de adornos? no los sabemos, porque no se ve….

    Pero yo si lo se, puesto que soy la autora de este proyecto.
    Al igual que lo sabe mi cliente, y quizás le haya dolido leer algo que no reconoce en su proyecto de hotel ….. por que para ellos se ha conseguido lo que buscaban transmitir a sus huespedes ….. LA ESENCIA DE UN PASADO, LA REINTERPRETACIÓN DE LOS ANTIGUOS CORTIJOS, VISTA DESDE UN PUNTO ACTUAL Y DE VANGUARDIA.
    Participé en su dia en el veo veo, y luego escribi en estas mismas lineas que no era buena idea. Acepto las criticas, puesto que pienso que son constructivas, y más viniendo de un profesional de la arquitectura. Pero para criticar nos hace falta conocer más ….

    Mi cliente está satisfecho con el proyecto, mi equipo ha conseguido diseñar su propuesta tal y como se nos pidió, para mi eso es lo importante
    .
    Yo veo una recpeción de un hotel, que forma parte de un todo con el que mi cliente se siente satisfecho.
    ESO ES LO QUE CUENTA.

  3. Estimada Chelo, me alegra mucho que hayas expuesto aquí tus argumentos y, sobre todo, que hayas tenido la valentía de descubrirte en público como autora del proyecto. Eso te honra y dignifica tu trabajo profesional, siempre expuesto a la mirada ajena. Al escrutinio salvaje o mesurado de los demás. A diferencia del médico, cuya ciencia alcanza solo al paciente del momento, el trabajo de un arquitecto o un interiorista es objeto de crítica desde el momento en que su obra se abre al público.

    En esta sección, insisto, nadie sabe a qué hotel pertenece la imagen que se publica. Mucho menos el arquitecto Jesús Castillo Oli, que se ha pronunciado sin saber que la autora de ese proyecto eres tú.

    La elección de las fotografías me corresponde totalmente a mí, quien soy la única persona que sabe -cuando lo recuerdo- a qué hotel pertenece. Y el factor que me hace decidir cuál imagen publicar es variado. Desde la hilaridad que me producen algunas estampas hasta el deslumbramiento por hoteles o proyectos de hotel que atraen mi atención. Como es el caso del tuyo, cuyas cajas me encandilaron enseguida que las ví en fotos y suscitaron todo mi interés. Lo cual dice mucho de ellas, habida cuenta de los más de 26.000 hoteles que llevo vistos en mi vida y de los que muy pocos puedo reconocer un cierto embeleso.

    Te animo a seguir debatiendo sobre tu trabajo y sobre el de los demás, incluidos naturalmente el de quienes te han enjuiciado. O sea, yo mismo y Jesús Castillo Oli. Seguro que tu mirada nos hará mejores.

    Y al respecto de las miradas, tienes mucha razón en afirmar que la opinión aquí vertida es parcial y puede que desviada, al no contar para el juicio crítico más que una sola imagen. Por supuesto, un hotel es eso y mil factores más, como los que has descrito tan bien. Podemos debatirlos, pues ya conoces mi opinión sobre la reinterpretación de la historia en la arquitectura, que es la que ha generado productos de enorme aceptación popular como Disneylandia, Las Vegas y el nuevo paraíso de Dubai. Podemos discutir sobre eso y mucho más.

    Pero déjame decirte una cosa. Será justo o no emitir una opinión a través del sesgo de una fotografía sin los aromas, sonidos, texturas y gsutos del hotel naciente. Pero serán éstas, fundamentalmente, quienes van a provocar la decisión del cliente en visitar o no ese hotel. Sabemos que hoy la toma de decisión responde a valores tan equívocos como un clic en la web, sin segundas oportunidades de oler el jardín, escuchar la música del agua en el patio ni imaginarse el trato que le dan en recepción. Tu trabajo no debe ser ese, claro está, pero la propiedad del hotel sí que debe asumir la importancia de una sola imagen para conquistar a su cliente. En Internet no tiene muchos más recursos.

    Y por eso repetimos a la saciedad que todo hotel debería tener una web ad hoc a la idea de establecimiento que desea transmitir a su clientela. Ellos, los clientes, como nosotros, los foristas, estamos a un solo clic de decir “au revoir”.

  4. Cierto Fernando.Que una sola imagen bidimensional sea la encargada de retratar el espacio y mucho mas seducir y captar a tu clientela, es arduo dificil, por no decir imposible.
    A fecha de hoy esta es mi página web despues de contactar con dos estudios de diseño web.

    http://www.hotelembrujo.com/

    Estoy seguro que al final encontraré al profesional que sepa reflejar mi establecimiento de la forma que me seduzca mí ,y como principal objetivo tambien a mis huespedes;como encontré a la interiorista -despues de larga busqueda y mucha suerte- que supo captar nuestras ideas, inquietudes y deseos.Y te puedo asegurar que fueron varios los estudios con los que contacté.
    Hala,ya estamos todos a cara descubierta.Si es que a valientes no nos gana nadie,aunque pillemos de tortazos……….

  5. Siento no poder estar de acuerdo con esta sección ni en la última propuesta de “Veo veo” ni en esta que nos ocupa. Creo que este espacio sobra en este foro y pienso con todos mis respetos que a Jesús Castillo no debemos desaprovecharlo en cometidos tan desafortunados, debe aportarnos mucho de su saber pero en otro “plano”. Decía el genial Mies van der Rohe que la ARQUITECTURA ES LA EXPRESION VISIBLE DE UN PUNTO DE VISTA QUE OTROS DESEAN COMPARTIR. Yo sí quiero compartir ARQUITECTURA que de ello nos puede aportar mucho Jesús, no quiero compartir INTERIORISMO porque cada uno tenemos nuestros gustos y nuestros medios para conseguirlo, no podemos pretender que todos caminen al paso que nosotros marcamos, ni pretender que sólo yo estoy en posesión de la verdad y los demás están equivocados, porque de seguir así llegamos a valorar todo por las apariencias y eso siempre es peligroso porque corremos el riesgo de equivocarnos, como aquí ha sucedido en mi opinión. Sólo porque algo nos “encandila” en un momento dado quiero esto decir que estamos en el camino acertado? Por último, es difícil poder opinar sobre otros trabajos cuando no se someten a debate.

  6. Estimado Fernando, llevas toda la razón cuando dices que nuestro trabajo está expuesto a juicios, para eso lo realizamos…. como interiorista soy consciente de que mi trabajo ha de ser juzgado, en cuanto a que ha de ser vivido….. Y eso es lo que más me fascina, poder ser capaz de crear algo para que provoque sensaciones en alguien, tanto buenas como malas….
    Ante las criticas, pienso que son buenas, tenemos que sacar todo lo positivo, porque seguramente nos harán ver algo que a nosotros es posible que se nos haya pasado. Y por supuesto toda mi disponibilidad ante cualquier tipo de debate, sobre mi trabajo o cualquier otro, siempre será positivo y enrriquecedor.
    Se tambien que con el tema del veo veo, quieres llegar a el punto donde el cliente decide con un click venir a un hotel u a otro, y que quieres poder transmitir a los hoteleros la importancia de la imagen en la web….. en ese punto estoy totalmente de acuerdo contigo. Y aunque no es mi trabajo, si hay que concienciar que hoy en dia internet es una ventana continuamente abierta a nuestro espacio, todo lo que queremos que cuente nuestro hotel, que transmita….. lo debe transmitir al abrir esa ventana….. de lo contrario habrá fracasado….
    Como siempre, hay muy buenos profesionales tanto de la arquitectura, interiorismo, diseño grafico, como chefs, maitres, comerciales, etc y etc…. a los que tenemos que recurrir cuando se les necesita……

  7. Insisto una vez más en afirmar mi voluntad de que el Foro de la Ruina Habitada sea un lugar de encuentro entre hoteleros, arquitectos, diseñadores y amantes varios de la hotelería. Este enunciado, que todo el mundo compartirá, no debe ser el escenario inútil del pensamiento único. A mí me sería mucho más fácil prescindir de esta sección y cargar luego las tintas de la crítica en mi sección de EL PAÍS, como llevo haciendo desde hace 22 años. Sin embargo, creo que la función crítica es una maldad en sí misma si no persigue la verdad en la información y la pulsión en el sujeto de la crítica a fin de estremecer sus argumentos y proporcionarle un elemento más de ejercicio intelectual.

    Si este lugar de encuentro fuera solo para intercambiar cominerías, creo que muy pocos foristas seguirían atentamente lo aquí expuesto. Per la realidad es justo la contraria, y si cada día este Foro es más seguido la razón debe residir en su utilidad, en su capacidad de romper moldes, interpretar tendencias, sondear opiniones y provocar el debate. La arquitectura es la expresión de un punto de vista que otros desean compartir. Por tal motivo, esta sección encuentra su justificación en el punto de vista que muchos foristas desean compartir con un arquitecto y una interiorista, ambos tan respetables en su ejercicio como nosotros en su valoración.

    Nadie debería sentirse aludido, ni mucho menos ofendido por esta sección. Pero sí provocado y sometido al ejercicio intelectual de repensar lo que hace. Me resultaría menos problemático ser poíticamente correcto, pero sé muy bien que los millones de lectores que me leen cada semana aprecian la sinceridad incorrecta de mis críticas y que los cientos de foristas que siguen a diario estos artículos encontrarán un aliciente al vértigo de lo incorrecto, que para artículos políticamente correctos están los blogs de Internet llenos.

    Celebro que Esteban Cazorla se haya tomado a bien este comentario sobre la foto del artículo (no excesivamente crítico, en mi opinión… yo sería más procaz y venenoso) porque desde el día en que abra su hotel le gotearán clientes exigentes o con el colmillo retorcido, y ahí sí que deberá estar curtido en la crítica hotelera. No celebro tanto el que haya salido a pecho descubierto porque infringe el propósito de esta sección, que no es el de criticar a nadie, sino encontrar un hilo gráfico (como la web) para generar un debate.

    Agradezco el fair play de Chelo Alcañiz porque ha sabido deslindar el agravio personal de su exposición profesional a las críticas ajenas. Su sensibilidad, que me cosnta, le conducirá probablemente a explorar más caminos que los hasta ahora recorridos. Y mi mayor interés es que los recorra. Por ello, y por el éxito del hotel Embrujo, me empeño en mantener vivo a diario este Foro.

    A mí me gustaría que esta sección provocara un debate sobre arquitectura e interiorismo, y no sobre lo políticamente correcto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s