Un aluvión mediático de ruinas

El año pasado por estas fechas inauguramos en silencio este Foro de innovación, debates, intercambio de ideas, sugerencias y chascarrillos varios con el propósito de dar continuidad a lo que me venía entreteniendo desde hacía casi dos veranos septentrionales: las jornadas hoteleras de La Ruina Habitada. La mayoría de los participantes me formuló su deseo de repetir sesión para analizar lo acontecido y hacer balance de lo que cada uno había emprendido en su casa tras los conceptos analizados durante aquellos encuentros. A fin de no dilatar su reedición se me ocurrió que trasladar al mundo virtual todo lo iniciado en el mundo real podía sernos muy útil en ese desiderátum de continuidad.

Y aquí estamos todos juntos un año después. Miembros sucriptores, colaboradores y meros lectores, amigos todos, en número de 700 diarios, que no es mala cifra para un Foro tan específico y peculiar como éste. A su través, seguimos engordando nuestro acervo ideológico y profesional, cada cual en lo suyo y desde lo suyo. Con la vista puesta en lo de siempre, en lo nuevo, en lo que está por venir y también en aquello que jamás sucederá, pero fue bonito pensarlo.

Desde su creación, el Foro ha mantenido incólume la idea de habitar los sentidos. Tanto es así que algunos establecimientos hoteleros ya andan en obras para aplicar todo lo aquí aprendido. Porque, como en el proyecto original de La Ruina Habitada, todo comenzó con un darse la vuelta y mirar de otro modo. Así lo han venido reflejando diversas publicaciones sobre arquitectura, estilismo y vivienda de todo el mundo, en diversos idiomas. He a continuación una muestra.

Diseño Interior dio el pistoletazo de salida con un extenso reportaje fotográfico a cargo de Ángel Baltanás. Luego vino EL PAÍS Semanal, que fue leído por millones de personas. La revista Tribuna Abierta se interesó por ese signo de vanguardia rural. Los diarios regionales también se hicieron eco de la noticia. El Diario Montañés publicó un amplio reportaje sobre el experimento de la Ruina. Diario Palentino ha publicado dos: Una ruina minimalista y muy habitable,  Arquitectura de los Sentidos, además de varias reseñas sobre las Jornadas hoteleras de La Ruina Habitada. Por proximidad y porque a sus editores les interesa mucho, muchísimo, la arquitectura, el semanario Carrión dio igualmente cuenta de lo que se ha venido cociendo en su zona de influencia, Cantabria y Palencia. Este periódico ha reportado ampliamente el recetario arquitectónico de Jesús Castillo Oli. Bajo el título La arquitectura en las tripas fue publicado un ideario de lo que este arquitecto y un servidor nos trajimos de un viaje de prospección por Japón. Y, cómo no, también dio amplia difusión de lo acontecido en los encuentros con hoteleros de toda España. Dialogamos sobre la liturgia de la bienvenida, la no recepción y otras muchas cosas. La aldea de Porquera de los Infantes saltó de repente a la actualidad.

La Ruina Habitada atrajo inmediatamente la atención de los medios internacionales. Primero fue la revista rusa Digest, que se explayó en un largo reportaje que hoy preside la mesa central del loft. Luego, la sueca Sydsvenskan. La noruega Residence. La británica Grand Designs. La chilena Chef & Hotel. Y las norteamericanas ArchitectureCasa & Estilo, ésta última perteneciente a la comunidad latina.

A raíz de todo ello, una marea ha inundado Internet. Encabezado por la Wikipedia, la Ruina ha figurado en la portada de webs españolas como Enfemenino, francesas como Notre Loft, británicas como CoolBoom, portuguesas como Sinap5e, húngaras como Design Pumpa, ucranias como DJournal y Last Night, polacas como Designerski, rumanas como Stud y norteamericanas como Materialicious, que la seleccionó entre las 30 mejores casas de España.

Próximamente saldrá un libro en el que La Ruina Habitada aparece seleccionada entre las 100 mejores casas del mundo, editado por la prestigiosa Wallpaper.

Todos hemos aprendido mucho de La Ruina Habitada, qué duda cabe. Propios y extraños. Arquitectos y hoteleros. Miles de curiosos capaces de fletar un autobús para visitar el lugar. Lo resume muy bien la viñeta que apareció en el diario El Mundo y que ilustra este artículo, arriba:

–¿Que no sabes qué hacer? Que Jesús “Ladrillo” te haga una suite de ortodoxia loft y un engawa de filosofía zen…

Fernando Gallardo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s