Por qué tantos turistas en España

malaga

Entre 7 y 12 millones de turistas prestados dicen algunos que recibe España como consecuencia de la inestabilidad del Mediterráneo y los atentados islámicos de los últimos años en algunas capitales europeas. Falso. Totalmente falso.

La multiplicación de los alquileres vacacionales ha traído como consecuencia la masificación turística que padece España estos últimos años y el surgimiento con fuerza mediática internacional de la ‘turismofobia’. Falso. Completamente falso.

Estas ideas son falsas por dos sencillas e inteligibles razones. La primera, es falso que el turismo prestado deba cifrarse en siete o doce millones de viajeros internacionales Sigue leyendo

De la economía sumergida a la emergida

Millones al abrigo

Una visión perversa de la economía colaborativa se está instalando estos días en la sociedad. Su autoría reside en las patronales hoteleras, que ven el fenómeno creciente del alquiler de viviendas particulares como una amenaza a su status quo vigente. En España, la patronal CEHAT canaliza esta visión con algunos ingredientes surrealistas, propios de un país que ha sido la patria de Dalí. Su secretario general, Ramón Estalella, pide a las autoridades que se regule este alquiler bajo la figura de una agencia de viajes y se obligue a su principal promotor, Airbnb, a inscribirse obligatoriamente en el registro de agencias de viajes. Porque esta actividad de alquiler entre particulares, sostiene Estalella, incurre en lo que se denomina «economía sumergida», esto es que comete fraude fiscal.

Por supuesto que las posibilidades de considerar el alquiler de viviendas particulares como una actividad de intermediación turística no tiene visos de prosperar. No porque el legislador, desmenuzando la actividad, considere que una empresa cuyo negocio es poner en contacto al propietario de una vivienda y su inquilino temporal no pueda ser Sigue leyendo

Vaticinios para la hotelería española después del verano

Fotografía: Enrique Navarro

La situación turística de este verano 2012 en España no se presenta nada fácil. Como es habitual, los líderes políticos y empresariales de este país difundirán cifras extraordinarias para no comprometer su responsabilidad y sus votos. Que si primaveras árabes, que si grecias infaustas, que viva el turismo y sus ministerios porque son el verdadero motor de la economía patria.

Pero todos saben, todos sabemos, que la realidad es muy otra. Superar el récord en entrada de turistas no se traduce siempre por algo positivo. Incluso a veces produce unos efectos claramente negativos. Cualquier escolar de grado medio sabe que el aumento en el número de turistas a costa de dumping en los precios conduce a la bancarrota. Desde la patronal hotelera ya se ha advertido de este problema, aunque se haya dicho con la boca pequeña. Si un turista cuesta más de lo que paga, el negocio es redondo. Redondo como dibujar un cero con un canuto.

Este mes de junio ya hemos visto un anticipo de lo que se viene encima en algunos lugares del litoral mediterráneo. Algún hotel de entidad menor anuncia para este verano en la Costa Brava, que Sigue leyendo