Huéspedamente

huespedamente

Hace un tiempo celebré los excelentes reflejos del empresario hotelero Kike Sarasola al crear BeMate.com, una plataforma de alquiler de viviendas particulares con los servicios añadidos de un hotel, gracias a su infraestructura de alojamientos RoomMate Hotels. Había que atreverse a una iniciativa así en aquellos días en que la conservadora industria hotelera demonizaba en su totalidad la economía colaborativa. En una conversación privada le auguré esa inevitable competencia que surge siempre de las ideas exitosas, posibilidad que nunca le había arredrado e incluso podía animarle en adelante a afinar más su producto. Le comenté el proyecto de una nueva plataforma tecnológica: Guesty.

El evento multitudinario de la Superbowl en California y el llenazo de público que se ha vivido estos pasados días en San Francisco han dado alas a Guesty para su despegue mundial, gracias al apoyo tecnológico y de servicios que presta a los anfitriones de Airbnb. Nadie ha sabido entender mejor que estos hipsters californianos el futuro de las aplicaciones digitales en la logística de los eventos masivos, como las próximas Olimpiadas en Río o la propia Superbowl norteamericana. Qué mejor aval para la economía colaborativa del turismo el hecho de que la diva Beyoncé haya preferido alojarse en una casa de Airbnb en lugar de un lujoso hotel.

Guesty basa su modelo de negocio en los servicios de conserjería virtuales. Sí, como en un hotel, los recepcionistas de Guesty existen. Pero no trabajan detrás de un mostrador, sino de una pantalla digital, y nadie sabe dónde están. No hace falta. En Estados Unidos, las grandes corporaciones están sustituyendo rápidamente los grandes call centers por chats en tiempo real, a veces totalmente robotizados. Aviso para navegantes: España no se encuentra muy lejos de este horizonte.

Los recepcionistas virtuales de Guesty trabajan para los anfitriones de Airbnb, propietarios de viviendas particulares en su mayoría, en ofrecer a los huéspedes algo más que un simple espacio para dormir y un techo para una estancia más o menos larga en la ciudad. Estos recepcionistas procuran que los huéspedes estén bien atendidos, al igual que lo garantiza Kike Sarasola en BeMate.com, pero a distancia. Y si el anfitrión desea bajar a la arena y convertirse en hotelero, Guesty lo instruye para hacerlo con sus propias manos mediante una lista de tareas que monitorizan online los recepcionistas profesionales.

Como curiosidad, aquí hemos pirateado una lista de verificación (check list) estándar en la que se apoyan hoy los anfitriones suscritos a Guesty:

Dormitorio

  • Ropa de cama y almohadas
  • Extras: sábanas, mantas y almohadas
  • Aire acondicionado, calentador y/o ventilador
  • Cubo de basura
  • Caja de pañuelos
  • Libreta y lápiz
  • Mesilla de noche
  • Lámpara de noche
  • Pies de cama
  • Despertador
  • Cajones y/o estantes
  • Caja de seguridad

Cuarto de baño

  • Toallas de baño (2 por persona)
  • Toallas de playa (si procede)
  • Colgadores
  • Papel higiénico (1,5 rollos por semana)
  • Cosmética femenina
  • Secador de pelo
  • Espejo de aumentos
  • Artículos de tocador (en grandes cantidades)
  • Jabón de mano
  • Champú
  • Acondicionador
  • Gel de baño
  • Peine
  • Dentífrico
  • Cepillo de dientes desechable
  • Maquinilla de afeitar desechable
  • Loción corporal

Fondo de armario

  • Té y café instantáneo
  • Tetera / Calentador de agua
  • Leche
  • Sal y pimienta
  • Azúcar y edulcorante
  • Mantequilla
  • Platos, vasos y cubiertos (al menos un juego por cada 2 personas)
  • Ollas y sartenes
  • Bombillas adicionales
  • Escoba
  • Recogedor
  • Fiambrera
  • Jabón de mano
  • Líquido lavavajillas
  • Limpiador de alfombra
  • Limpiador multiuso
  • Blanqueador
  • Desinfectante
  • Bolsas de basura

Salón de estar

  • Libros y revistas
  • Espejo de cuerpo entero
  • Escritorio o espacio de trabajo
  • Libros para colorear y lápices de colores
  • Plumas y lápices
  • Juego de naipes

Electrodomésticos

  • Lavadora
  • Secador de ropa
  • Televisión
  • DVD / Blu-Ray
  • Plancha para la ropa
  • Adaptadores
  • Wi-Fi
  • Detector de humos (con instrucciones de uso)
  • Extintor de incendios

Botiquín

  • Números de emergencia
  • Apósitos absorbentes
  • Compresas estériles de gasa
  • Vendajes triangulares
  • Vendajes de rodillos
  • Vendajes adhesivos
  • Esparadrapo
  • Tijeras
  • Toallitas antisépticas
  • Ungüento antibiótico
  • Pomada de hidrocortisona
  • Aspirina
  • Compresa fría instantánea
  • Guantes de látex
  • Pinzas
  • Termómetro

Por supuesto, esta lista no busca competir con el inventario de utilidades de un hotel. Pero ayuda a que la experiencia en una vivienda de Airbnb sea más confortable y segura. A fin de cuentas, un huésped cualquiera puede confeccionar un listado así y reflejar con él, punto a punto, sus necesidades o preferencias a la hora de viajar.

Nadie debería olvidar que las expectativas del turismo no las dictan los empresarios turísticos sino los propios viajeros.

Fernando Gallardo |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s