Cuarzo Lodge

Decía el paisajista galo Benédicte Boudassou en su libro Huertos con diseño (Tutor 2008, Barcelona) que un huerto casero es atractivo a la vista, acoge al aficionado y al curioso, permite vivir mejor a quien lo cuida, solazarse a quien se le acerca y, lo que no es menos importante, complementa los ingresos del horticultor aunque sea con el ahorro que consigue en la compra de las verduras que consume. La proliferación de los huertos urbanos refuerza esta tesis, pues más que una moda se ha convertido en una actitud ante la vida, una nueva forma de vivir.

La hotelería se ha sumado pronto a este fenómeno wellness. Algunos de los grandes cocineros internacionales han exigido un huerto en el hotel al que van a servir, no tanto como un medio de abastecerse de productos frescos, sino como un show growing (cultivar a la vista) impulsado por la tendencia ya establecida del show cooking (cocinar a la vista). En España, los hermanos Torres empezaron a cultivar un huerto en la azotea del Me Meliá, mientras que Rodrigo de la Calle se especializaba en la alta cocina vegetal, hoy oficada con arte en en La Torre Art Hotel de Collado Mediano.

En consecuencia, los hoteles han ganado un espacio más que enseñar a sus huéspedes, una mancha verde con la que disfrutar incluso aperos en mano. Borduras de piedra, empalizadas de madera, cajas apiladas… La imaginación no encuentra límites para convertir estas mínimas superficies de autoconsumo en verdaderas piezas escultóricas con las que adentrarse en las parcelas de la estética, la alimentación y el goce de los sentidos.

Hoteles próximos, en el corazón de nuestras ciudades, y hoteles tan lejanos como el fin del mundo. Ésta es la imagen que nos inspira sosiego e incertidumbre, vacación y arrebato, infinitud y vacuidad. La imagen del huerto solitario de un hotelito solitario, Cuarzo Lodge, extraviado en la Punta de Lobos, un rincón litoral olvidado en el centro de Chile, donde la tierra tiembla y airea las matas para dar de comer a los hombres y a sus buenos espíritus.

Fernando Gallardo |

Los buenos espíritus del huerto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s