Las utilidades futuras de la wifi

conectPor fin, las grandes cadenas hoteleras internacionales empiezan a adoptar la cultura del acceso wifi gratuito a Internet. Desde que Hyatt lo ofrece en todo el mundo —y, mucho antes, RoomMate en España—, los comunicados de adaptación tecnológica no cesan de llenar blogs y medios públicos en estos últimos meses. Porque, muchas veces lo hemos señalado, nada es gratis en esta vida. Pero la inclusión del consumo wifi en la factura hotelera, antes que escamotear el coste económico de esta implementación, genera un marchamo de servicio indispensable, una condición primaria incorporada desde el inicio en la experiencia del viaje.

La wifi, como el agua caliente, el aire acondicionado o la calefacción, es un servicio inherente a la estancia en el hotel. Pero, a diferencia de éstos, la conectividad ofrecida por el hotel potencia el uso de los dispositivos móviles en zonas de escasa cobertura Sigue leyendo

España en el furgón de cola wifi de Europa

Mientras el 54% de los hoteles en Estados Unidos ofrecen un servicio de wifi gratuita en sus habitaciones, en Europa solo el 32% ofrecen acceso sin cargo a la red. Estas cifras deberían preocupar a más de uno en días como éstos de incertidumbre turística. Porque si las cifras parecen bajas en Europa el motivo apunta a los países con miras más cortas en la conectividad digital, por ejemplo España, Francia e Italia, cuyos hoteles figuran en la cola de este servicio gratuito. La diferencia aquí la marcan, como siempre, los países nórdicos. En el 51% de los hoteles de Noruega y Suecia la wifi es gratuita. Y Alemania y Gran Bretaña ya están a punto de alcanzarlos.

La estadística está extraída de unos recientes estudios dirigidos por la revista británica ComputerWorld.

Nosotros, en este Foro, hemos abogado en multitud de ocasiones por el que los hoteles implementen este servicio al igual que ofrecen el de la ducha, el de los cosméticos o el de la televisión en el cuarto. Sabemos que cuesta trabajo entender que la conectividad wifi no es ya un lujo, sino un servicio básico. Tan básico como el cuarto de baño que César Ritz instaló como signo del máximo lujo en sus hoteles a principios del siglo XX. Se podrá decir que si el lujo de Ritz tardó un siglo en hacerse popular, por qué no esperar que la wifi sea igualmente Sigue leyendo

Qué se vende y qué se compra en un hotel

Hoy me he entretenido en un largo almuerzo con el director general del hotel La Mamounia, Didier Picquot, y nuestra coincidencia fue total a la hora de abordar varios temas de futuro en la hotelería mundial. Sin haber leído este Foro, ni haber participado en ninguna de las Jornadas de Innovación Hotelera que celebramos años pasados, Picquot intuía que uno de los grandes retos de su hotel para los próximos años era la adaptación de los espacios a los requerimientos de los nuevos viajeros, mucho más interesados que sus predecesores en la arquitectura de los sentidos. Los promotores hoteleros se equivocan al separar en su proyecto de inversión el trabajo del arquitecto y el del decorador, me precisó. Ambos forman parte de un mismo proyecto, realizan la misma actividad y deben coincidir en los mismos detalles para afinar el acabado de cualquier obra. Lo ideal, apostilló, es que arquitecto e interiorista sean la misma persona, el mismo pensamiento, las dos caras de un mismo arte.

Así es. O así debería ser. Roto el academicismo de la vieja escuela, la eficiente especialización de estas dos perspectivas del ars architectonica casi siempre me parece un empeño… ineficiente. Ambos, sin conocernos, nos habíamos preguntado en innumerables ocasiones para qué demonios sirve un decorador, un “vestidor” de interiores. Como si un fabricante de Sigue leyendo

Hay que ir a la escuela

Durante el proceso de cumplimentación de datos para el listado de los Hoteles con wifi gratuita en las habitaciones, cuyo grupo en Facebook está de lo más animado, observo dos fenómenos dignos de análisis.

twitter-follow-meEl primero es la constatación de que un gran número de hoteles encuentra imprescindible en estos tiempos ser conocidos a través de Internet y las redes sociales. Tanto que le pueden dedicar bastante más tiempo del habitual en otros sectores para registrar sus datos y estar en aquellas listas y en aquellas páginas que le resultan, a su parecer, relevantes. Una de ellas es, desde luego, nuestro Foro de la Ruina Habitada, visitado a diario por más de 1.200 hoteleros de toda España y parte del mundo. Hasta ahí bien, y qué ilusión hace saber que el trabajo de quien suscribe tiene valor para muchos. Anima a seguir.

El segundo es la decepción que provoca en uno la insalvable dificultad de numerosos, muchísimos hoteleros, en manejarse con estas nuevas herramientas digitales, tales como una hoja de cálculo online. Es una verdadera sorpresa comprobar el desfase generacional existente entre los propietarios de establecimientos turísticos, cuya quimera parece ser la de anotar una línea de datos al final de una cuadrícula digital. A más edad, mayores trabas.

Lo sabíamos, pero no nos imaginábamos que a estas alturas la cultura digital no fuera de andar por casa en un negocio tan susceptible a Internet y las redes sociales como el turístico. Porque no basta tener comprensión por aquellos que no han sido nativos digitales, pues incierto se les está presentando ya el reinado (cibernético) de Witiza… A menos que pasen por la escuela y reciban un curso acelerado de Internet, Facebook, Twitter y todo lo que está por Sigue leyendo

Cobertura wifi en todas las habitaciones

Más de 1.000 establecimientos turísticos de toda España ya se han inscrito en el listado de los Hoteles con wifi gratuita en las habitaciones. En próximas fechas este número se quedará pequeño, lo más seguro. Señal de que las cosas no andan tan mal en tecnología y en servicio al cliente por parte de nuestros hoteles.

Curiosamente, el número de hoteles pequeños o independientes es muy superior al de hoteles grandes y de cadenas. No porque éstos no ofrezcan conectividad a Internet en sus habitaciones, sino porque no lo integran en el precio final de la estancia. Se comprende que estos hoteles urbanos y vacacionales apunten estratégicamente a la guerra de precios antes que a la guerra de servicios, y suponemos que sus sesudos departamentos de marketing lo hayan estudiado bien y acierten en la definición de su producto. Tal parece ser una tendencia muy marcada en el sector turístico desde que irrumpieron con fuerza las aerolíneas low cost e impusieron al mercado sus reglas de segmentación de utilidades y precios. No era de extrañar, pues, que al poco las siguieran las grandes compañías hoteleras…, sin llegar al extremo chusco de detallar una partida presupuestaria para el uso opcional de los excusados en la habitación. No el wc, pero sí la wifi.

Tampoco ofrecen este servicio hoy de primera necesidad numerosos hoteles rurales. Muy a su pesar, la cobertura alcanzada por las operadoras en el campo dista mucho de ser óptima en España. Hay razones sobradas para ello, como la exigente topografía de nuestro territorio. Aunque el argumento resulta incomprensible para quienes hemos viajado a países como Noruega cuyo relieve es igualmente montañoso y escarpado, y con unas condiciones meteorológicas aún peores. Pero todos sabemos que las ondas electromagnéticas noruegas son rubias y, por tanto, de mayor alcance que las morenas.

La pregunta para muchos de estos hoteles que no aseguran la cobertura wifi en todas sus habitaciones ha saltado estos días en nuestro Foro y en el grupo que hemos creado al efecto en Facebook (Hoteles con wifi gratuita en las habitaciones): ¿cómo resolver esta carencia?

“Es que con los muros de piedra de la casa estoy intentando hacerlo, pero de momento solo he conseguido llevar la señal wifi a 4 rooms… Me quedan 10. Pero tengo una sala con wi-fi, un Sigue leyendo

La tecnología de pasado mañana

Es uno de los hoteles tecnológicamente más avanzados del mundo, dicen. El theWit Doubletree, en Chicago, ya canta a distancia con su fachada de neón verde relampagueante, como un presagio de ese rayo verde que inspirara a Julio Verne. ¿El hotel del futuro? Seguramente no, pero sí el de pasado mañana por la tarde, cuando los sutiles hoteles de los sentidos se encuentren sesteando en el séptimo cielo de la hospitalidad.

technology Lo que viene (está llegando a España) es esto: la temperatura se ajusta automáticamente en las habitaciones a través de unos sensores que detectan la llegada del huésped y su antojo fisiológico… más frío o más calor. En las zonas comunes, una selección musical puede integrar a gusto de los consumidores media hora de piar de los pájaros, durante el día, o dos minutos (no más, por favor) de canto de grillos, durante la noche.

Por supuesto, habrá una colección insólita de gadgets: iPods, iPhones, iPads…, así como lo que cualquier otra compañía informática tenga a bien inventar y popularizar con permiso de Apple. Si el durmiente desea un vaso de leche, una almohada más fina o un adaptador de corriente (ni siquiera pasado mañana conseguirán los hoteles arreglar estos problemas), solo tendrá que dar aviso al servicio de habitaciones pulsando la tecla necesaria en su aplicación del teléfono móvil, tableta o pantalla de televisión. Todo esto lo menciono en futuro no condicional, o pluscuamperfecto, porque es lo que está por venir aquí, aunque el theWit Doubletree de Chicago ya lo ofrece.

Así, la pantalla interactiva FourWinds permite sin incorporarse de la cama llamar a que traigan el coche, suban el equipaje o permitir que hagan la limpieza de la habitación sin hablar con nadie. Todo ello a través de redes convergentes, sistema de telefonía VoIP, entretenimiento IPTV, soluciones inalámbricas RFIP ZigBee, etc. Una arquitectura ecosostenible, ecoconsciente, ecocibernética… Nada extraordinario, pero sí novedoso y en determinadas utilidades, efectista. Algo de eso hemos visto estos días pasados en el hotel Los Almirantes, Medina de Rioseco, lo último en la península Ibérica… hasta pasado mañana.

Las ciencias adelantan que es una barbaridad. ¿Alguien planea algo para mañana mismo en su hotel?

Fernando Gallardo |

Comparte este artículo: Twitter Facebook Buzz LinkedIn