Ya hemos analizado en otras ocasiones qué tendencias rigen en la colchonería de hotel. Igualmente, hemos dedicado espacios a elucubrar sobre el futuro del hotel flexible. Uno de los avances más rápidos en flexibilidad se ha producido en la industria del mueble con el sillón Flexible Love. Podemos hoy citar otra innovación no menos trascendente en el diseño cada vez más personalizado de la experiencia turística, el colchón flexible.

Langel System nace con un potencial claro para la hotelería global. Tenga o no éxito, se promocione más o menos, esta idea de flexibilidad nos atrae porque constituye un puntal más de la ‘customización’ que tantas veces hemos defendido. Este sistema en concreto ha sido un invento de dos aragoneses, Miguel Ariño y Alberto Sánchez, cuya fe en la doctrina de la flexibilidad y personalización les ha llevado a patentar su idea en 148 países con una visión a largo plazo en la industria de la hospitalidad.

El colchón Langel permite variar de medida y ofrecer un espacio añadido al habitual, articularse por sí mismo y proporcionar una protección física frente a posibles caídas de niños o personas enfermas, aseguran. Ambos observaron que mientras el sofá había evolucionado el colchón seguía estático, con la única variación de su textura: viscoelásticos, de plumas, con muelles, nunca extensibles.

En colaboración con la firma alemana Hettich, fabricante de herrajes que realizará las articulaciones y bisagras que se fijarán en el colchón, Ariño y Sánchez han diseñado seis modelos distintos. El sistema Evolution permite hacer crecer el equipo de descanso en 30 centímetros por cada lado del colchón, a la vez que ofrece una protección ante posibles caídas. El denominado Top es un colchón suplementario dotado con una estructura incorporada de extensiones laterales que se coloca sobre un colchón ya existente. Wings permite ampliar la superficie sin necesidad de sustituir todo el equipo de descanso, ya que desaparece el sobrecolchón para quedarse sólo las extensiones laterales, lo que abarata su coste. El canapé juega un rol importante como base del Langel System Bass, que permite incluir las extensiones de todos los modelos anteriores en el interior del canapé. Lift está pensado para la cabeza, ya que permite elevar la zona del cabecero hasta un máximo de 90º sin necesidad de cambiar la base del descanso. Por último, Langel Bedding es una línea de ropa de cama adaptada a las nuevas características de estos sistemas.

Estoy deseando ya echarme una cabezada en un hotel equipado con el sistema Langel. ¿Cuál será el primero?

Fernando Gallardo |

Reinventando el colchón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s