Turismo 2010: sube la oferta, baja la demanda

El panorama actual del sector hotelero español es que la oferta hotelera ha crecido, mientras que ocupación, los precios y el número de visitantes han bajado. Así lo explicó Inmaculada Ranera, directora general de España + Portugal de la consultora Christie + Co, en su ponencia dentro de las Jornadas de Innovación Hotelera que celebramos los pasados 22, 23 y 24 de noviembre dentro del congreso San Sebastián Gastronomika 2010.

Incluimos aquí un pdf con la presentación exhibida en las pantallas del hotel Amara Plaza, de San Sebastián, que fue el lugar escogido para dicha ponencia. No obstante, el resumen queda expuesto en las líneas siguientes:

Al exceso de oferta en determinadas zonas se une una planta hotelera obsoleta y una feroz guerra de precios. Además, la crisis económica ha perjudicado a todas las categorías y segmentos, en especial, al segmento MICE. La falta de financiación, por un lado, y de re-financiación por otro, así como la multiplicidad de marcas y destinos, complican aún más la situación del sector. Por tanto, lo que ha tenido lugar en los últimos dos años en la industria hotelera española ha sido un ajuste de la oferta mediante cierres temporales por obras o por temporada baja, y una reducción de plantillas.

Retos y perspectivas de futuro. Llegados a este punto, ¿cuáles son los retos y perspectivas de futuro para el sector hotelero español? Esta directiva lo tiene claro:

– Hay que concentrar esfuerzos: en el sector hotelero, compartir es mejor que competir. “Las nuevas tecnologías están ayudando a ser más competitivos, pero no se han llevado a cabo suficientes esfuerzos para que competir deje de ser la rutina entre los hoteleros”.

– Ha de reducirse el exceso de operadores trabajando en segmentos similares. Es necesario que el sector se reordene, con fusiones u otro tipo de acuerdos, que ayuden a los hoteleros a reducir y consolidar marcas para conseguir una posición comercial más fuerte y afrontar el futuro del sector con mejores perspectivas. Ya hemos visto este año los dos primeros casos acuerdos entre operadores: la integración de Hesperia en NH Hoteles y el reciente acuerdo de AC Hoteles con Marriot.

– Hay que invertir en mantenimiento y mejora de las instalaciones. Hay que invertir también en formación: en tiempos de crisis, el control de costes se convierte en prioritario, por lo que en ocasiones dejan de hacerse inversiones en estos dos capítulos, que son básicos para mantener el sector competitivo.

– Hay que recuperar precios. Pese a que los datos más recientes apuntan a una recuperación de las ocupaciones y a un ligero incremento del RevPar (ingresos por habitación disponible), los hoteles en España deben apostar por conseguir precios más altos, acordes con la calidad de los establecimientos.

– Ha de mejorarse la planta hotelera. El sector público y privado deben aunar esfuerzos para que nuestra planta hotelera mejore y sea reconocida a nivel internacional por su calidad.

– Consolidación de marcas y destinos. El cliente no es capaz de percibir la multitud de marcas y destinos que se están vendiendo desde España. Es necesaria una mayor cooperación entre las distintas CC.AA. para desarrollar políticas comerciales que ayuden al visitante a encontrar el destino que busca en España.

La reconversión: ¿posible solución? Ante el posible exceso de plazas hoteleras en determinadas zonas, algunas de las soluciones tradicionales pueden pasar por reconvertir los hoteles en residencias, en apartamentos turísticos o en condominios. También en residencias de tercera edad asistidas, un segmento con mucha proyección de futuro, si sabemos aprovechar que España se percibe como la “Florida” de Europa.

Pero, ¿en qué más pueden reconvertirse los hoteles? Algunos establecimientos hoteleros (por ejemplo, los dedicados al segmento MICE, que es uno de los más perjudicados por la crisis económica) podrían ser reconvertidos en centros de I+D+i para diversos sectores, como el de energías renovables, por citar un sector emergente. Estos establecimientos acostumbran a estar ubicados cerca de grandes urbes, por lo que gozan de buenas infraestructuras de comunicación; disponen de dedicados a convenciones y congresos, que podrían reconvertirse en parte en laboratorios de investigación, y pueden ofrecer comida y alojamiento a los investigadores.

Pero para que esto sea posible tienen que converger tres factores: la transversalidad (que se creen sinergias entre los propietarios del sector hotelero y otros sectores de la economía); el soporte de la Administración (no desde el punto de vista de subvenciones o ayudas, sino poniendo en contacto a distintos sectores económicos y ayudando a averiguar las necesidades de unos que los otros pueden cubrir), y la participación de las empresas privadas.

Inmaculada Ranera, directora general de Christie+Co |

Un comentario en “Turismo 2010: sube la oferta, baja la demanda

  1. Estoy absolutamente conforme. Hablamos de cultura de hoteleros, de estructuras hotelerera obsoleta, de demanda que cae… Ahora bien, cuando las propiedades de los hoteles invierten en nueva tecnología y reformas y la administración pública se queda atrás, ¿qué hacemos? Conocemos ciudades que destacan por su limpieza (Oviedo o San Sebastián a nivel nacional) y por lo contrario. Conocemos destinos que destacan por su oferta cultural (Verona y Lucerna a nivel internacional) y por lo contrario. Si la limpieza y la cultura son atributos que califican un destino, las aceras, los semáforos, las rampas, los trasportes públicos y los baños (sólo por señalar algunos elementos) no solo nos califican, lo cual ya sería mucho, sino que definen en una sola palabra a esa autoridad pública, a esos empresarios de la hostelería… sensibles, innovadores y amantes de sus pueblos y empresas. El turismo y la economía son un tema de pública administración, no solo de los hoteleros. Las infraestructuras, el hardaware de la industria turística, son muy fácilmente clonables (un puerto deportivo como…, un paseo marítimo igual que…); no así la cultura, la mentalidad, la actitud de servicio y el trabajo de generaciones de personas con una “savoir faire” inimitable. Y ahí, en el software, radica la diferencia y la oportunidad. No conozco un solo destino emergente, al menos del lado Sur del Mediterráneo, accesible. La demanda cae, la oferta se hace siempre más competitiva… ¿O no estamos demandando lo justo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s