Patente de hotel

WorkLife 4

Un hotel no es una fábrica de camas. Es una fábrica de experiencias.

Seguramente ya suena este eslogan porque lo hemos repetido mil veces en los diversos foros en los que participamos, tanto hablados como por escrito. Y para que realmente los hoteles sean factorías de experiencias hay que empezar a cambiar muchos de sus tics que los convierten en espacios aburridos y servicios vacuos de contenidos. En diversas ocasiones nos hemos referido a la insoportable rutina morfológica de la L, esto es, el diseño cartesiano de una habitación de hotel en el que el cuarto de baño se configura junto a la entrada, lo que deja un pequeño pasillo conducente a la alcoba, cuya planta en su conjunto adopta la forma de la letra ele. Y, al mismo tiempo, hemos abogado por la ruptura de este modelo invariable, tal vez porque representa la distribución de espacios más eficiente en un hotel, probablemente la más económica y Sigue leyendo

Google Foodle en la escuela

foodle

La sostenibilidad medioambiental es un desafío pendiente en la industria hotelera. No tanto por la falta de conciencia adquirida en los últimos años sobre la necesidad de preservar aquello que nos ha sido legado en la naturaleza para transmitirlo a nuestros futuros legatarios. No tanto, tampoco, porque en la esencia del movimiento turístico rota el deseo de que la experiencia sea positiva, como objetivo de todo viaje es que durante todo el recorrido disfrutemos de sensaciones limpias y enriquecedoras. No tanto porque las regulaciones administradas por los responsables de la conservación de nuestro entorno nos obligan en la medida en que sus consecuencias nos afectan. No tanto, en fin, porque la higiene es la virtud epistemológica de la buena educación.

La sostenibilidad medioambiental en la industria hotelera es un desafío porque nos obliga a todos, y especialmente a los jóvenes, a indagar en el subsuelo de nuestra Sigue leyendo

Un récord turístico de otra clase

El gusto por los récords viene de antiguo —citius, altius, fortius—, aunque la tendencia cubre hoy el orbe entero gracias al American Way of Life, en el Nuevo Continente, y a la marca Guinness, en el Viejo.

En el sector inmobiliario y turístico, China se lleva la palma con sucesivos acelerones constructivos, como el de un rascacielos de 57 pisos alzado en tan solo 19 días en la ciudad de Changsha, en el centro del país. Esta misma constructora, Broad Sustainable Building, especializada en edificios prefabricados, había levantado un hotel de 15 plantas en solo 48 horas, durante 2010.

Ahora le ha tocado el turno a una hotelera española, que acaba de ampliar el HM Gran Fiesta, en la Playa de Palma, con un anexo de 11 pisos y 72 habitaciones en 42 días. Sigue leyendo

Hey You Wow Fun Fab Bam Tru

Mientras los principales grupos de presión hoteleros siguen distraídos con su peculiar cruzada anti Airbnb, las grandes marcas norteamericanas marcan el rumbo de la industria turística con importantes innovaciones tendentes a seducir a la generación millennial. Ajena a las batallitas domésticas de quienes ven el alquiler de viviendas particulares como una amenaza para su débil posición de mercado, Hilton acaba de lanzar una nueva enseña que reinventa los espacios y servicios de hotel al gusto de Sigue leyendo

Pasaporte digital para viajar

huellaChina ha dejado de ser el país más poblado del mundo. Además, dentro de 15 años será probablemente superado por la India, que crece imparablemente sin el control de natalidad que han sufrido los chinos. Pero, actualmente, el país más grande de nuestro planeta es Facebook. Su población alcanza ya los 1.490 millones de personas, frente a los 1.401 millones que habitan en China y los 1.282 que tiene la India.

Esta circunstancia no es una simple anécdota. El ecosistema que está generando esta red social adquiere poco a poco una importancia vital en la comprensión de cómo va a evolucionar la organización política de todo el planeta. Es probable que las naciones, como hoy las vivimos, tenderán a desaparecer en favor de las redes y otras nuevas formas de organización social que, sin duda, irán apareciendo en las próximas décadas.

Pero no hagamos todavía política ficción y atengámonos a lo que ahora exige la evolución del turismo a corto y medio plazo. Una de las observaciones más interesantes que podemos hacernos es el alto grado de conocimiento sobre nosotros Sigue leyendo