Sublime Comporta

Así habló Zaratustra: «Cosas brillantes en lugar de llanto será la Recompensa para las personas que se acerquen a la Posesión de la Verdad» (extracto del gatha de las druj).

Los persas imaginaban que el fuego provenía del cielo, principio y fin de todas las cosas. Zoroastro, su profeta, lo depositó sobre el altar del primer templo que mandó edificar en la ciudad de Xis, con la prohibición de arrojar en él nada que no fuese puro. Sus sacerdotes lo conservaban en secreto, mientras hacían creer al pueblo que era inalterable y se alimentaba de sí mismo. Entre el Bien y el Mal, la Luz y las Tinieblas, el fuego era la personación física del dios Mazda, la luz eterna del universo.

Desde entonces, numerosas culturas y religiones monoteístas utilizan el fuego en sus liturgias más sagradas. Los fieles lo admiran, y hasta los ateos lo miran. Contemplar la llamarada se ha convertido en un acto emocional y sensorial que sustituye al peligroso ejercicio de mirar fijamente al sol. El fuego, su representación en la tierra, posee una corporeidad más doméstica y amigable. Transmite calma y calor, efervescencia y expectación, aura y meditación.

El fuego, al aire libre, establece un vínculo directo con el cielo que muchos espacios emocionales convierten en atractivo turístico. Como un monumento al soldado desconocido, el espacio hotelero va integrando poco a poco este elemento divino en su catálogo de experiencias hospitalarias. Desde la Patagonia hasta el desierto australiano, desde el círculo polar ártico hasta las islas Maldivas, los paraísos se definen por la categoría de sus piras incendiadas.

El último en abrir fuego contra el tedio nocturno de una naturaleza oscura e indomable ha sido el country house portugués Sublime Comporta, no muy lejos de Grândola, la vila morena que incendiara al Portugal de los claveles con el cántico de Zeca Afonso el 25 de abril de 1974.

Fernando Gallardo |

Sublime fuego de verano

3 comentarios en “Sublime fuego de verano

  1. Me encanta la playa de Comporta, la próxima vez que vaya parare en Sublime; hace poco estuve en Grandola, recorrí todos los comercios buscando el disco, cinta o CD de Grandola Vila Morena de Zeca Alfonso, no encontré nada, es mas muchos jóvenes ni lo conocían. Una pena algo que fue la imagen y el empuje de una generación yace en el olvido.

  2. La foto muy bonita y sugerente, por el precio que cobran les merece la pena la inversión. También muy buena idea la de los colchones que modifican su tamaño y se adaptan al cliente.
    Apelar a nuestros sentidos cuando hay dinero es fácil. ¿ Para cuando un ejemplo de alojamiento innovador y a la vez de precio módico ? Es decir, por debajo de los 70 € noche. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s