¿En qué ciudad has encontrado el mejor servicio de hotel?

Mi admirada colega Barbara De Lollis, redactora del diario norteamericano USA Today, replica esta semana un estudio de la agencia británica Netflights.com en el que se concluye que España es el país con el mejor servicio hotelero del mundo. Obviamente, la encuesta no tiene ninguna base científica, pero la pretensión de los británicos con este estudio, además de darse pisto en las redes sociales, ha sido la de pulsar el ánimo de sus clientes a la hora de afrontar la campaña turística 2012. De Lollis pregunta ahora en su página semanal de USA Today cuáles son las zonas geográficas del mundo en donde se procura el mejor servicio hotelero. No cuál es el destino más atractivo, ni el hotel más lujoso, ni el turismo más ordenado. Sino dónde el turista percibe que le ofrecen un mejor servicio durante su estancia en el hotel.

Siempre he defendido que la planta hotelera española se halla entre las mejores del mundo. También que los problemas más perentorios hoy son la sobreoferta crítica que la asfixia, la débil estructura empresarial que la hace poco competitiva, una clase dirigente más bien flojita y educada Sigue leyendo

5 trucos para escoger una buena habitación de hotel

Ni las webs hoteleras, ni los sistemas automáticos de reservas, informan de cómo es verdaderamente el hotel que uno ha elegido para sus vacaciones. Por las imágenes cabe deducir si entra o no dentro de los gustos personales o de la afinidad conceptual con la experiencia a vivir allí. Por las opiniones de los usuarios se obtiene el promedio de lo que ocurrirá en los aspectos intangibles del servicio, el ambiente, la capilaridad con lo que uno siente y padece durante la vacación. Pero nadie sabe a ciencia cierta, a menos que haya estado antes, cómo va a vivir su estancia con toda la equidistancia existente entre la información previa y la experiencia posterior. En la BBC, nuestro amigo Chris McGinnis (en Twitter, @cjmcginnis) enumera las cinco preguntas que todo el mundo debería hacerse para estar bien informado acerca de lo que nos encontraremos en el hotel. Las transcribo sin más.

¿Asegura nuestra habitación una buena recepción wifi?
Afortunadamente cada vez hay más oferta de hoteles con wifi gratuita en sus habitaciones (para cerciorarnos vale la pena consultar nuestra lista de Hoteles con Wifi Gratis). Pero en un mundo donde todavía hay que pagar por ello en un añadido de la factura de la estancia, el ofrecimiento de una conexión gratuita también puede significar una recepción débil o irregular. Con frecuencia, la wi-fi se transmite a través de routers inalámbricos ubicados en los pasillos del hotel, por lo que solo las habitaciones más cercanas a los routers obtienen señal de recepción. Por eso no viene mal una Sigue leyendo

Encuesta sobre el uso de la wifi

Seguimos estos días en campaña pro-wifi gratis en los hoteles. Queremos despertar las conciencias de quienes viajan y de quienes los albergan. ¿Es necesario el acceso inalámbrico a Internet? Nos preguntamos esto porque aún, y pese a los significativos avances logrados en las últimas fechas (más de 1.100 hoteles en España y Portugal ofrecen ya servicio wifi gratis en sus habitaciones) consideramos insuficiente el hecho de que solo el 6% de la planta total de alojamientos turísticos se haya sumado a esta iniciativa en pleno siglo XXI.

En días pasados hemos debatido estas cuestiones con algunos hoteleros partícipes de este Foro de la Ruina Habitada y otros amigos viajeros para quienes la conectividad es la base de su trabajo o de su seguridad personal en los desplazamientos vacacionales. Fernando Iranzo (@firanzo), propietario del hotel Santa Cristina, duda de esta urgencia en la puesta en marcha de un servicio que, según él, va a quedarse obsoleto en poco tiempo. “Yo siempre viajo con mi BlackBerry, mi nueva Galaxy Tab y el notebook conectados por 3G; no necesito wifi para nada”, subraya. Otro viajero empedernido, Carlos Andreu (@carlos_andreu) apunta lo mismo. Sin embargo, no todo el mundo viaja con su portátil conectado al servicio 3G de telefonía móvil, ni siempre hay cobertura en zonas rurales a las que, hoy por hoy, resulta más fácil acceder a través de la línea telefónica fija.

Para conocer una opinión más abierta y generalizada hemos lanzado una encuesta a través de Twitter mediante el novedoso sistema Pollowers. Ya lo sabe todo el mundo: en este Foro se innova. Innovamos hasta con los sistemas de encuesta. Y Pollowers nos ofrece un método asombrosamente sencillo.

La pregunta es:

¿Cuánto influye la Wifi Gratis del Hotel en la elección de tu viaje?

Pues bien, para contestar basta dirigirme un tweet a @fgallardo tecleando el número de opción pertinente:

1. todo
2. bastante
3. poco
4. nada

Solo el número de opción (1, 2, 3 o 4) y, si se desea efectuar un comentario al margen, lo aconsejable es enviar otro tweet. Si no, el sistema no contabiliza de ninguna manera la respuesta.

Animo a todos a responder esta encuesta con el doble objetivo de experimentar con un nuevo sistema de intercomunicación y conocimiento de mercado y también para saber si realmente el servicio de acceso inalámbrico gratuito en los hoteles constituye una aspiración real y perentoria de la clientela o no. La vigencia de esta encuesta será todo el día de hoy, 23 de febrero (yuyu…) y hasta las 12 h de mañana, 24 de febrero.

PD. Muchas gracias a todos los amigos de Twitter y de Facebook que se están empeñando hoy en retuitear la encuesta. Y especialmente a la revista Hosteltur (@hosteltur) por su alcance y por estar siempre “al loro” de la noticia turística. Los resultados pueden seguirse al minuto en: Encuesta Wifi Gratis.

Fernando Gallardo |

Wifi al alcance de todos

Recordamos hace ocho meses en este Foro que el acceso sin cortapisas a Internet era condición, más que prebenda, de un hotel que hoy pretenda subsistir en este mundo tan intercomunicado y competitivo. Lanzamos una lista con 900 establecimientos turísticos en España y Portugal que ofrecían wifi gratis en sus habitaciones con la esperanza de que otros se sumasen a la iniciativa y liberasen el acceso inalámbrico para no complicarle más la vida a sus huéspedes. Muchos, grandes y pequeños, pensarían entonces que Internet, como el teléfono, era un comodity que había que cobrar. Nada más errado que eso, señores hoteleros del siglo XX. Internet ha devenido una utilidad más cercana al agua o al suministro eléctrico que al teléfono. Costos que deben figurar en la cuenta de explotación, pero no en la factura del cliente. No por nada, sino por costumbre, por cultura de uso… porque siempre nos parecerá ridículo, aunque justo, que se le cobre a un pasajero de un vuelo low cost el pis que deposita en el excusado del avión. Convengan conmigo, señores, que un pis no puede acreditar la misma categorización que un frasco de Hermès en el duty free de abordo.
Recordamos hace ocho meses que el libre acceso a un Internet móvil era condición de la sociedad del conocimiento en que, pese a las reticencias de los menos ilustrados, estamos entrando todos ya. Desde entonces ha llovido algo (no tanto) y se ha desencadenado por este medio la insurgencia Sigue leyendo